Facebook Twitter Google +1     Admin

La lonja de Carril esquiva los efectos de la crisis y supera en el 2008 su récord de facturación

20090108094659-48.jpg

Para la lonja de Carril, el 2008 ha sido un año bueno. Muy bueno. En un contexto de crisis, las instalaciones de subastas carrilexas han logrado batir su récord de facturación. «El año pasado había sido el de más ventas de la historia, y este año lo hemos superado», sentenciaba ayer el patrón mayor, Fernando Franco. Los números cantan: este año se comercializaron desde el puerto carrilexo 1.139.008 kilos de mariscos por los que se facturaron 6.215.660 euros. En el 2008 los kilos vendidos fueron 1.157.854 y la facturación llegó a los 5.385.712 euros.

¿Cuál es la razón del éxito de la lonja carrilexa? Fernando Franco señala una de las claves de esos buenos resultados. «Aunque recibimos muchas críticas, el esfuerzo para que muchos parquistas que vendían fuera hayan vuelto a vender en Carril está funcionando», explica. Muchos productores, que hasta hace poco llevaban el producto de sus viveros a lonjas como las de Vilaxoán o A Illa han decidido volver a vender en casa. Era algo que tenía que ser. «La gente le reclama muchos servicios a la cofradía, pero para poder prestárselos tenemos que tener ingresos», recuerda el patrón mayor. El porcentaje que cada venta deja en la lonja es fundamental para mantener vivo el pósito. Los productores han entendido el argumento y Carril ha recobrado fuerzas este año. Quizás porque, también este año, las diferencias de precios entre un puerto y otro han sido menores que en anteriores ejercicios.

Pero Franco no quiere ser triunfalista. Si el 2008 ha sido un buen año para los parquistas ha sido, en buena medida, gracias al clima. «No hubo riadas, y mientras no haya riadas las cosas van a ir bien», señala el patrón mayor. Si el río no baja con un caudal excesivo y si el agua dulce no ahoga al marisco, los productores carrilexos tienen unos buenos resultados casi garantizados. «El problema es que contra las riadas no podemos hacer nada», cuenta Fernando Franco.

Compensar

Por eso, el patrón mayor indica que este «buen año» servirá, al igual que el pasado, para que «mucha gente se recupere de los años malos cuando las riadas se lo llevaron todo, y para que quienes tuvieron más suerte se hagan un colchón por lo que pueda pasar en el futuro». Y es que contra los caprichos del clima no hay nada que hacer, y los parquistas bien lo saben. Por eso, cuando las cartas vienen bien dadas hay que mantener la cabeza fría, hacer bien los cálculos y pensar en cuando lleguen las vacas flacas.

Fuente: La Voz de Galicia

08/01/2009 09:46 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)