Facebook Twitter Google +1     Admin

El Consello da Xunta suspende la entrada en vigor de la Lei de Pesca para consensuar un nuevo texto

20090508101050-p002genn01-1-1-.jpg

El gobierno gallego cumplía ayer con una de las promesas electorales con el sector pesquero que más ampollas ha levantado: La suspensión de la entrada en vigor de la Lei de Pesca. El objetivo de la Consellería do Mar es elaborar en los próximos meses un texto consensuado con los distintos representantes del sector pesquero. Entre las medidas con una mayor aceptación se encuentra la puesta a cero de los contadores de las bateas. Ésta fue, sin duda, uno de los reclamos que ha contado con una mayor popularidad. Tampoco hay que olvidar la reclamación realizada por los patrones mayores para recuperar su papel representativo como organización mediadora entre la Xunta de Galicia y el sector.

El Consello de la Xunta aprobó ayer la modificación de la Lei de Pesca de Galicia para aplazar su entrada en vigor, prevista para el próximo 16 de junio, y anular sus efectos derogatorios sobre otras normas anteriores.

Esta decisión del ejecutivo gallego supone el compromiso electoral de retirar la Ley en los cien primeros días de gobierno con el objetivo de consensuar con el scetor una nueva norma que atienda sus principales reclamaciones.

Tras esta decisión, conserva su vigencia la Lei 6/1993, del 11 de mayo, de Pesca de Galicia; la Lei 9/1993, del 8 de julio, de Cofradías de Pescadores de Galicia; la Lei 2/2004, del 21 de abril, por la que se crea el Servizo de Gardacostas de Galicia; la Lei 3/2004, del 7 de junio, de creación del Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia; e a Lei8/2004, del 30 de julio, de protección, control, infracciones y sanciones en materia marítimo pesquera.

La modificación aprobada ayer por el Consello da Xunta permitirá a la Consellería do Mar iniciar el proceso de elaboración de un nuevo anteproyecto para lo que iniciará contactos con los distintos segmentos del sector con el objetivo de elaborar un reglamento consensuado. Entre los cambios prometidos por el nuevo gobierno se encuentra la puesta a cero de los contadores de las bateas, una de las medidas más demandadas por los productores y que más expectación generó entre los bateeiros. De hecho, el director xeral de Competitividade e Innovación, Juan Maneiro, ratificó recientemente en su visita a Diario de Arousa el compromiso firme con esta medida para lograr una mejor situación del mejillón gallego en el mercado.

Otra de las promesas del gobiero popular era devolver a las cofradías de pescadores su papel como entidad colaboradora con la administración. Este fue sin duda otro de los puntos más conflictivos de la paralizada Ley.

Los patrones de los pósitos gallegos se quejaban de la equiparación con otro tipo de organizaciones que no dependían directamente de la Xunta de Galicia ni tenían ese papel representativo en el sector.


Fuente: Diario de Arousa

 

08/05/2009 10:10 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)