Facebook Twitter Google +1     Admin

La "pradera" de A Concha

20090526095643-2009-05-25-img-2009-05-25-23-31-08-aro9pradera-1-.jpg

Las algas han vuelto a convertir la playa de A Concha-Compostela en una "pradera". El tiempo no ayuda demasiado a conservar este arenal en las condiciones más óptimas para el disfrute del verano que se acerca. Por ello, los mariscadores han vuelto a las faenas menos gratas de su trabajo.

REDACCIÓN - VILAGARCÍA Los mariscadores han tenido que sacar los rastrillos para retirar las algas en vez de para cuidar las tan afamadas "ameixas de Carril".
El revuelto tiempo apenas da tregua a la cofradía que un día sí y otro también tiene que afanarse en mantener el principal arenal vilagarciano en condiciones para compatibilizar su actividad con la del próximo veraneo y la presencia de bañistas.
Desde la pasada semana realizan esta labor que tantos quebraderos de cabeza vienen provocando durante todo el año. Los mariscadores saben que esta acumulación puede afectar a todo el trabajo de cuidado de las exquisitas almejas vilagarcianas, de fama internacional y precio para no todos los bolsillos.
La "verde plaga" es un riesgo evidente para la producción marisquera ya que puede reducir el oxígeno de los moluscos y, consecuentemente, provocar una gran mortandad.
Es uno de los peligros de la época como también lo es el exceso de lluvia. El agua dulce también lleva a la misma conclusión desastrosa para el marisqueo. Las continuas lluvias de los meses de abril y mayo, las crecidas de los ríos y regatos pueden bajar la salinidad en la principal zona productora de Carril.
De ahí que todos los mariscadores acudan a la llamada de la cofradía para atajar cuanto antes todos estos problemas. Limpiar el arenal de inmediato es imprescindible ya que se evita que la marea vuelva a arrastrar las algas al mar y a los parques de cultivo. De ahí que lleven días con estas labores de retirada de estos "vegetales marinos".
Ahora queda que los servicios de limpieza los retiren cuanto antes. Los bañistas también son muy exigentes cuando acuden a la playa y suelen protestar cuando las algas llevan tiempo en "montículos".
Las algas, una vez retiradas de su medio, suelen pudrirse con bastante rapidez. El olor se convierte a veces en insoportable y los hombres del tiempo anuncian la llegada de un anticiclón. Requiere soluciones urgentes.

Fuente: Faro de Vigo

26/05/2009 09:56 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)