Facebook Twitter Google +1     Admin

Saquean la hatchery de los parquistas y se llevan un botín de 300.000 euros

20120703101221-hatchery.jpg

La planta de producción de almejas impulsada desde la Agrupación de Parquistas de Carril, Inprocar, ubicada en Riveira, fue el objetivo hace unos días de un grupo de ladrones que se llevaron un botín valorado en 300.000 euros entre el que se encontraba maquinaria, equipos informáticos, material de laboratorio y mobiliario. El presidente de la Agrupación y directivo de la empresa Inprocar, José Luis Villanueva, calificó los actos como un “auténtico saqueo” y destacó la “osadía” de los cacos que se presentaron en el lugar con una grúa y un camión para transportar los objetos robados en el interior de la planta.

“Lévaronse un xenerador de 3.000 kilos e para iso son precisos vehículos especiais”, aseguró. Sin embargo y pese al despliegue de medios empleados, ninguna persona pudo ver nada, probablemente porque el robo se realizó por la noche y la entrada no fue forzada.

“Que non se empregara a forza para entrar fainos sospeitar que no grupo estea algunha persoa que traballara na planta e que tiña acceso as chaves de entrada”, explica Villanueva. A pesar de que no todo el material pudo ser recuperado, la rápida acción policial y la prisa de los ladrones por deshacerse de su botín en el mercado negro permitió que se pudiese detener a uno de ellos y con él recuperar parte de la maquinaria.

 

"seguro de vida"

Tal y como explica, José Luis Villanueva, Inprocar se fundó en su momento como un “seguro de vida” para los parquistas de Carril, ya que su funcionamiento a pleno rendimiento permitiría obtener una trazabilidad completa del producto hasta su llegada al mercado. "Evitaríamos os actuais problemas cos intermediarios e tamén impediríamos que houbese ameixa baixo a denominación de Carril sen selo”, explica. Se trataría, sin duda, de blindar la calidad del bivalvo con un sello de origen claro y definido que sería defendido desde la Agrupación de Parquistas de Carril. Asimismo, también se garantizaría la obtención de semilla del bivalvo para poder ser sembrada en los viveros y cubrir la demanda actual del producto.

Sin embargo, su actividad lleva paralizada desde hace aproximadamente un año debido a la falta de ayudas y al elevado coste de su puesta en funcionamiento. Ahora los socios de la planta se encuentran haciendo una valoración completa de los objetos robados y sopesar su viabilidad futura. De hecho, asegura Villanueva que aunque ahora llegasen las ayudas prometidas por Mar “podería xa ser tarde”, ya que la puesta a punto de la planta en la actualidad podría suponer una cifra superior a la subvención acordada hace ya dos años.

Fuente:Diario de Arousa

 



03/07/2012 10:12 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.