Facebook Twitter Google +1     Admin

Los parquistas descartan invitar a la conselleira do Mar a la Festa da Ameixa

20130814122547-raquel-aragunde-premio.jpg

La XXI Festa da Ameixa de Carril se celebrará este fin de semana y, un año más, estará marcada por un nuevo conflicto entre los parquistas y la Consellería do Mar. Si el año pasado por estas fechas las partes estaban enfrentadas por el nuevo decreto de reordenación de los viveros, en esta ocasión las tallas mínimas del marisco constituyen el foco del desencuentro. Debido a la inexistencia del más mínimo acercamiento, los parquistas han decidido no invitar ni a la conselleira Rosa Quintana ni a su número dos, Juan Maneiro, a la fiesta gastronómica. Por tanto, será el segundo año consecutivo en el que la agrupación que preside Villanueva prescinda de la presencia de los dos máximos cargos de la Consellería do Mar.

"No vemos a la consellería con intención de tener un buen entendimiento con los parquistas. Si no quiere reunirse con nosotros y todo son problemas, no debemos ser hipócritas", explica el presidente de la Agrupación de Productores de Parques de Cultivo de Carril

Quiere dejar claro que no se trata de un problema con el Partido Popular, pues se han cursado invitaciones a todo el gobierno vilagarciano, con el alcalde Tomás Fole a la cabeza, así como a cargos de la Diputación y de Portos de Galicia, e incluso de la Consellería do Mar, como el delegado comarcal. También están invitados representantes de otras instituciones, como la Autoridad Portuaria de Vilagarcía, entre otras entidades.

La conselleira do Mar, Rosa Quintana, fue distinguida como dama de la Orde da Ameixa en el año 2010, cuando el exalcalde vilagarciano Javier Gago fue nombrado cabaleiro. En 2011 volvió a asistir a la fiesta carrilexa, donde anunció la revisión de los 1.200 parques de cultivo de Carril mediante un nuevo decreto. La polémica estaba servida. Los parquistas quieren que se retome el decreto del año 1991 y se oponen frontalmente al nuevo texto.

Este año el enfrentamiento entre sector y Xunta llegó hasta tal punto que incluso se llegó a poner en peligro la celebración de la fiesta. Y es que Mar publicó una orden que exige un tamaño mínimo de 38 milímetros para poder comercializar babosa fuera de lonja y los parquistas rechazan lo que califican una "imposición". Es toda una incógnita si la almeja que se servirá el domingo en la fiesta carrilexa dará la talla mínima. La consellería ya advirtió que podría realizar controles a mayores para garantizar que se cumpla la legalidad.

En cuanto a la organización propiamente dicha de la XXI edición de la Festa da Ameixa, la previsión de parquistas y cofradía es servir algo más de 2.000 kilos de bivalvo preparado a la marinera. Toda la almeja será babosa, la de mayor calidad para la cocción.

Menos ayudas

A diferencia de anteriores años, cuando las raciones se vendían a 8 euros, en esta edición los platos se encarecerán un euro, por lo que costarán 9. El presidente de la agrupación de parquistas, José Luis Villanueva, argumenta que en esta ocasión la fiesta cuenta con menos ayuda del Concello al reducirse la aportación municipal de 10.000 a 5.000 euros, según cifra el portavoz de la asociación. El parquista se muestra comprensivo con la situación económica y destaca que el Ayuntamiento también les ayuda a nivel logístico y de cartelería.

La agrupación rechazó una subvención de la Xunta de 5.000 euros que este año le iba a conceder por vez primera. "Nosotros vendemos almejas, no nos vendemos nosotros", dice Villanueva en relación a la multa de 17.500 euros impuesta en lonja por Mar.

Fuente:Faro de Vigo

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.