Facebook Twitter Google +1     Admin

La Festa da Ameixa triunfa un año más pese a haberse tambaleado por el conflicto de la talla

20130819162753-degustando-almejas1.jpg

La organización agotó las 6.000 raciones de babosa preparadas - Villanueva admite que la almeja dispensada carecía del tamaño que ahora ordena Mar - No hubo controles ni incidentes.

La Festa da Ameixa de Carril supera todas las adversidades. La organización temía una menor afluencia en esta 21ª edición al haber peligrado el evento por el conflicto de las tallas entre la agrupación de parquistas y la Consellería do Mar. Pero los malos augurios no se han cumplido y un año más el bivalvo carrilexo volvió a triunfar con 6.000 raciones vendidas. Así, se agotaron los 2.000 kilos de almeja a la marinera, la misma cantidad preparada el año pasado.

El sol lució durante toda la jornada. A media mañana ya se podían ver largas colas de comensales en las dos taquillas para comprar los tiques con los que luego recogerían las almejas en los mostradores habilitados en las puertas de la lonja.

El presidente de la agrupación de parquistas, José Luis Villanueva, valora la cita gastronómica de "superéxito". "Se alcanzaron las cotas del año pasado, y ello a pesar de que la fiesta se hizo a última hora", expresa el productor.

El transcurso del evento, sobre todo en la parte institucional -que sirve de inauguración-, estuvo marcado por el conflicto de las tallas de la almeja y por consiguiente con la ausencia de representantes de la Consellería do Mar. Villanueva resalta que la almeja dispensada ayer en el puerto carrilexo "es perfectamente idónea para hacerse a la marinera". "Está en su máxima calidad, lo que se relaciona con una edad y texturas determinadas, no con un tamaño", aclara. No obstante, admite que "honradamente no da la talla que ordena ahora la Consellería do Mar".

Y es que esta es la primera edición de la Festa da Ameixa con la nueva orden de la Xunta en vigor, la cual obliga a los parquistas a comercializar fuera de lonja una babosa con un mínimo de 38 milímetros.

La Consellería había advertido de la posibilidad de realizar controles para que se cumpliese la ley, pero lo cierto es que ayer la fiesta se desarrolló sin inspecciones sorpresas ni ningún tipo de incidentes. "Ni hubo hoy (ayer) ni los días anteriores a la fiesta", apunta Villanueva.

Los parquistas confían en que la conselleira do Mar, Rosa Quintana o su número dos, Juan Maneiro, los reciba para sentarse a hablar de esta problemática de las tallas que trae de cabeza al sector. Esperan que la Xunta "reflexione" y se reconduzca la situación.

Villanueva estuvo ayer junto al alcalde de Vilagarcía, Tomás Fole, y al patrón mayor de Carril, Fernando Franco, -entre otros- presidiendo la inauguración de la Festa da Ameixa, en la que se entregaron las distinciones habituales. Como parquista joven fue galardonada María Salomé Millán Álvarez, y como parquista de honor Xulia Oviedo Iglesias.

También durante el acto institucional se hicieron entrega de los premios del concurso de cocina celebrado el sábado. Inmaculada Otero Mouriño ganó el certamen con su "ensalada chispeante con almejas". Recibió 1.000 euros. El segundo premio , de 500 euros, recayó en María Jesús Castrelo López por su "bombón de almejas, espárragos y piñones". En tercer lugar quedó Rubén García Castrelo, quien ganó 250 euros por haber elaborado un "tataki de almejas, bonito y pistachos".

Las distinciones fueron entregadas por el patrón del pósito carrilexo, Fernando Franco, el presidente de los parquistas, José Luis Villanueva, y el concejal de Turismo y Promoción Económica, Manuel Tarrío (también patrón de Vilaxoán). No faltaron a la cita los ediles del gobierno vilagarciano Jesús Longa, Rocío Llovo, Ángel Benito Pérez Dorgambide o Ángeles Rodríguez. Del PSOE asistieron Susana Camiño y Lino Mouriño.

Fuente:Faro de Vigo

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.