Facebook Twitter Google +1     Admin

El helado de almeja a la marinera conquista los paladares en el concurso de la Ameixa Cociñada

20140816100724-scale.jpg

Decenas de personas asistieron ayer en directo a la cata de los treinta platos que se presentaron al concurso de la Ameixa Cociñada que se caracterizó por la alta calidad y nivel de sus participantes. Los concursantes dejaron claro que tienen un gran conocimiento del producto y así lo demostraron con las distintas y laboriosas elaboraciones que pasaron desde un vermú de almeja a la empanada o incluso magdalenas.
Cabe decir también que la materia prima se encuentra en óptimas condiciones y el rendimiento de la carne es óptimo.
Pero por segundo año consecutivo, se impuso el plato del carrilexo Miguel Mosteiro, “Helado de Almeja a la marinera” que logró la mayor puntuación en los tres aspectos evaluables como la creatividad, el sabor y la originalidad. Fue el símbolo más claro de nueva cocina tanto en el aspecto exterior, servido en vasijas, como en el sabor. Logró 47 de los 55 puntos en juego.
El segundo premio fue para Ángela González Diz con las “Almejas al albariño en pan de mollete”. Un delicioso plato con el sello de la cocina tradicional y con una original presentación ya que bolla de pan tradicional contenía la almeja. Logró 45 puntos.
El tercer premio fue para José Antonio Franco Quintáns con unas “Almejas en tempura”. Un rico plato que en forma de brocheta con langostino y almeja cautivó al jurado.
Los premios en metálico que se entregará mañana en la Festa da Ameixa son de 1.000, 500 y 250 euros. A todos los participantes se les entregará un diploma acreditativo.
Tras la cata del jurado, los asistentes a la misma pudieron también degustar los distintos platos que fueron en la mayoría de los casos muy generosos en cuanto a la cantidad. Miembros de la organización se encargaron de repartir raciones de las treinta elaboraciones.

Objetivos
Cabe recordar que la almeja empleada en el concurso es facilitada por la propia organización de la Festa da Ameixa por la que la inversión de los concursantes es mínima.
Desde la organización recalcan que mantener el valor metálico de los premios del concurso de la Ameixa Cociñada supone un esfuerzo, especialmente en un año delicado como este en el que la riada arrasó con el 90% de la producción de bivalvo de los parques de cultivo.
La idea que se persigue es que cada edición, como así quedó constancia ayer, los participantes se tomen más en serio la cita y presenten platos originales y con un delicioso sabor. Un listón que se supera año tras año.

Fuente:Diario de Arousa.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.