Facebook Twitter Google +1     Admin

Miles de personas refrendan el sello de Interese Turístico de la almeja de Carril

20140818140454-1.jpg

Carril se volvió ayer a vestir de gala. La ocasión lo merecía: La Festa da Ameixa cumplía veintidós años y estrenaba sello como cita de Interese Turístico de Galicia. Las colas para recoger ticket y degustar el bivalvo a la marinera se comenzaron a formar incluso antes de que las carpas se abriesen al público, pero primero, y como marca la tradición, se procedió a la lectura del pregón y se impusieron las condecoraciones de  la Orde da Ameixa.
Este año, las distinciones de la Dama y Cabaleiro da Ameixa recayeron en la secretaria xeral de Turismo, Nava Castro, y el capitán Marítimo de Vilagarcía, Manuel Martínez Calvo. Mientras que la almeja de oro fue recogida por José Ángel Chans, capitán naval de Vigo, y la de plata por Sofía Beiras. El título de Parquista Xoven recayó en Cristina Eiras, y un emocionado Ramón Trigo, recogió el distintivo de Parquista de Honra.
La secretaria xeral de Turismo, Nava Castro, fue la encargada de tomar la palabra en representación de los galardonados y como máxima responsable del otorgamiento del sello. “Nesta exaltación da ameixa móstrase a orixe e calidade deste magnífico produto culinario e o traballo do cultivo e recolección dos numerosos mariscadores da zona”, dijo. También hizo referencia a la belleza del entorno con Cortegada al fondo. “A paraxe onde se festexa enriquece a experiencia de saborear de diferentes maneiras este apreciado bivalvo”, añadió. Castro destacó también la riqueza gastronómica de Galicia de la que forma parte la almeja de Carril. “Con esta festa, Galicia suma un total de 122 festas declaradas de interese turístico, das que sete son de interese turístico internacional, doce nacional e as 103 restantes de interese turístico de Galicia. Entre todas elas existen 49 festas enogastronómicas que impulsan ao sector turístico e promocionan a calidade culinaria do destino”, apuntó.
El alcalde Tomás Fole fue el encargado de cerrar el acto con un discurso en el que exaltó el producto, el lugar, pero también aprovechó para llamar a la unidad de acción y al trabajo coordinado para llegar “a buen puerto”. Tras el acto oficial, se procedió a la apertura de la carpa y los miles de comensales comenzaron con la retirada de tíkets de la caseta con colas que en determinados momentos llegaron al Hotel Carril. Con tres barras, tres camareros en cada una de ellas, la organización dio salida a buen ritmo a las raciones de almeja y de bebida.
Fue, sin duda, una de las ediciones más multitudinarias de la Festa da Ameixa y también una de las más internacionales con comensales de Inglaterra, Francia y Alemania, pero también de distintas zonas de Galicia como Santiago, Outes, Ferrol, Ourense... y también del territorio nacional como Santander, Madrid, Barcelona, Castilla, Burgos, Segovia o Sevilla.
La mejor almeja del mundo volvió a triunfar y sin despeinarse. 

Fuente: Diario de Arousa

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.