Facebook Twitter Google +1     Admin

Escasas capturas en la apertura del libre marisqueo auguran “un duro inverno”

20141002140005-1.jpg

Las previsiones apuntaban a un mal inicio de la campaña del libre marisqueo y estas se confirmaron. Escaso recurso y embarcaciones vacías en Os Lombos y muchos barcos en Cabío y O Bohído, de los que algunos también se fueron sin capturas. El número de barcos despachados a libre marisqueo en la Ría de Arousa asciende a 634 y fueron pocos los que ayer lograron cubrir el cupo. El sector no escondió su decepción a lo largo de la jornada y muchos son los que auguran “un duro inverno”. Basta indicar que las embarcaciones de la Cofradía de Carril que salieron ayer al libre marisqueo solo lograron capturar entre todos 7 kilos.
Que en Os Lombos no había recurso ya lo sabían y por ese motivo el número de embarcaciones que trabajó en este banco se redujo a 143, dejando de ser el de mayor afluencia en años anteriores. Solo el año pasado se habían contabilizado en esta zona 350 embarcaciones. Y es que muchos ya decidieron probar suerte en O Bohído y Cabío. En este último se contabilizaron 136 barcos más que en la anterior campaña, alcanzándose las 239 embarcaciones, mientras que en O Bohído el incremento fue de 53 porque ayer acudieron a trabajar 237 embarcaciones.
Las cifras de marisco subastado en la lonja de Cambados son significativas y resumen la mala jornada registrada ayer. Y es que solo hubo cifras positivas para la almeja babosa, ya que se subastaron 450 kilos, cuando en el primer día de la anterior campaña habían contabilizado 190. En el resto de las especies, las cantidades lo dicen todo: 37 kilos de fina, 40 de rubia y solo 75 de japónica.
En definitiva, las caras de los presentes en la lonja expresaban con acierto la situación y es que solo tenían una palabra para definir el día: “Malísimo”.
En cuanto a los precios, la escasez propició que fueran al alza. La almeja babosa osciló entre 19 y 16 euros. En cuanto a la fina, el precio se mantuvo entre 28 y 20. La rubia se subastó a 10,50 euros y el coste de la japónica osciló entre 7 y 6,30 euros.
Pero estos precios no compensaron la decepción después de una larga mañana de trabajo en la que las cantidades de marisco capturadas hacen que el sector augure que esta campaña será una de las peores de los últimos años.
La Consellería do Mar autorizó la extracción en las zonas de libre marisqueo de la Ría hasta el 31 de marzo del próximo año. Sin embargo, los patrones mayores están a la espera de que la Xunta adelante la reunión prevista para la próxima semana al constatar lo que para ellos era “evidente”.

Fuente:Diario de Arousa

02/10/2014 14:00 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.