Facebook Twitter Google +1     Admin

Los pósitos proponen el 27 de febrero como fecha para una gran manifestación contra Mar

20160124134637-positos-proponen.jpg

El objetivo es frenar la Lei de Acuicultura y defender a trabajadores como los del cerco -Los patrones contactan con el resto de sectores para sumar fuerzas para la movilización

La Federación Galega de Confrarías decidió ayer, en una asamblea que se celebró en la localidad coruñesa de Ames, dar el paso para convocar una gran manifestación contra la gestión de la Consellería do Mar. En esa decisión subyace todo lo que está ocurriendo en torno a la tramitación del anteproyecto de la Lei de Acuicultura, pero también la situación en la que se encuentran sectores como el cerco o los problemas a los que se enfrenta la pesca artesanal para sobrevivir. Ese es el motivo de que el lema de la movilización sea "En defensa do mar", ya que se pretende aglutinar a todos los sectores.

En principio, la fecha que se maneja para esa gran manifestación, que tendrá lugar en Santiago de Compostela, es el 27 de febrero, aunque esa jornada estará supeditada a los contactos que se van a iniciar la próxima semana con los otros sectores afectados con lo que consideran "una deriva peligrosa" para las gentes que viven del mar. En la Federación Galega de Confrarías se encuentran representados los 62 pósitos de toda Galicia, aunque a esa reunión asistieron algo más de 40 agrupaciones, respaldando la propuesta de movilizarse todas ellas, salvo una abstención, la protagonizada por el patrón mayor de A Coruña.

Los pósitos han sido los que han dado el primer paso para la celebración de esta manifestación, pero no serán los únicos, ya que el sector bateeiro también se ha mostrado claramente discrepante con la Lei de Acuicultura, como se demostró en las dos asambleas celebradas en el auditorio de Vilagarcía, donde unos 700 mejilloneros se reunieron para sentar las bases de una posible convocatoria de movilizaciones.

La asamblea también sirvió para mostrar el descontento que existe en una parte importante de los pósitos con la actuación del presidente de la Federación Galega de Confrarías, Tomás Fajardo, patrón mayor de Porto do Son. El pasado viernes, la Federación Provincial de Pontevedra acordaba solicitar esa dimisión, respaldada por varios pósitos de la zona norte, al considerar que Fajardo dejó en la estacada al sector del cerco. No en vano, en una asamblea de la Federación Galega de Confrarías se acordó presentar una propuesta para desbloquear el conflicto en las reuniones que se estaban celebrando. Fajardo no lo hizo, algo que fue considerado por muchas cofradías, en especial por aquellas que tienen barcos del cerco, como un palo en la rueda para solventar una situación que lleva muchos meses enquistada.

Las cofradías de la ría de Arousa ya se preparan para movilizar al sector para la movilización prevista, en principio, para el próximo 27 de febrero. El patrón mayor de Cambados, Ruperto Costa, explicaba ayer que "la decisión se toma porque la situación global en todos los sectores vinculados con la pesca y la acuicultura va de mal en peor, y esto necesita un cambio de rumbo, que se modifique la forma de ver las cosas por parte de la administración".

Entre los patrones mayores que se han mostrado más contundentes en los últimos tiempos, sobre todo contra el anteproyecto de la Lei de Acuicultura, se encuentra el de A Illa de Arousa, Juan José Rial Millán, que ayer volvía a incidir en que "la ley debe ser retirada de inmediato y que comiencen la redacción de una nueva, ya que la apuesta que realiza por la acuicultura multitrófica es la muerte del sector". En parecidos términos se expresa, María José Vales, de Vilanova, que insiste en que "el único camino es la retirada del documento".

Las cofradías de Pontevedra califican la Lei de "ambigua"

La Federación de Confrarías de la Provincia de Pontevedra dio ayer a conocer un informe sobre el anteproyecto de la Lei de Acuicultura de Galicia en el que justifica su rechazo rotundo a esta normativa, a la que califican de "imprecisa, incierta y ambigua". El informe incide en las cuestiones que vienen denunciando desde que se conoce el articulado de la ley, centrándose en cuestiones como su orientación a la entrada de grandes empresas acuícolas en las rías, la ausencia de diálogo con el sector a la hora de diseñarla y deja las puertas abiertas a la implantación de una acuicultura masiva, entre otras consideraciones.

En definitiva, explican en el comunicado, "la mayor parte de los argumentos dados por el sector se basan en la desconfianza y en las dudas existentes en relación con el contenido del documento, echándose en falta una consulta directa de la Consellería do Mar con los sectores implicados, que deberíamos participar en su elaboración".

El ente que preside el patrón mayor de Portonovo, José Antonio Gómez, respalda cualquier tipo de movilización contra la ley, pero "siempre encabezadas por las entidades que representan a los diferentes sectores, como son las cofradías y sus federaciones".

Por último, apelan al sentido común para que la Consellería do Mar "reconozca que cometió un error en las formas de elaboración de este documento", que proceda a la paralización inmediata de su tramitación y que comience de cero con la consulta a las organizaciones del sector, "dado el rechazo general que está a ocasionar en la sociedad".

Fuente:Faro de Vigo

 

24/01/2016 13:46 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.