Facebook Twitter Google +1     Admin

El mar gallego se lanza a impedir que Madrid pueda ordenar las rías

20160916135243-jpg.jpg

El sector quiere blindar las actividades tradicionales frente a la piscicultura o la búsqueda de petróleo

Colectivos gallegos vinculados al mar han resucitado la unidad que a finales de febrero pasado los llevó a la praza do Obradoiro a gritos en defensa del sector para, esta vez delante de la subdelegación del Gobierno en Pontevedra, hacer de nuevo frente común en defensa de las actividades tradicionales en las rías: pesca artesanal, marisqueo y miticultura. Esa exhibición de unidad responde al que consideran un intento por parte del Ejecutivo central de excederse en sus competencias y arrogarse el derecho de ordenar el uso del espacio marítimo en las rías gallegas. Madrid podría «determinar la distribución espacial y temporal de las actividades y usos en las aguas marinas», aprovechamiento que incluye «las zonas de acuicultura, pesca» y demás.

Es lo que entiende la Plataforma en Defensa de la Ría de Arousa (PDRA) tras leer el borrador del real decreto por el que se establece un marco para la ordenación del espacio marítimo, texto contra el que ayer presentaron alegaciones solicitando incluso su retirada para dar una nueva redacción que recoja las objeciones de los colectivos gallegos. Porque mucho se temen los de la plataforma que esa consulta abierta por Agricultura se haya hecho simplemente para cumplir con el trámite. No puede entenderse de otra manera cuando el plazo para presentar alegaciones se cerró ayer y el margen que da la Unión Europea trasponer la directiva a la legislación de los Estados miembros sea «a más tardar» el 18 de septiembre del 2016; es decir, pasado mañana. Como, además, el texto tiene que pasar por el Consejo de Ministrosy tendría que ser en el de hoy, en la práctica, el Gobierno dispone de cero días para analizar las alegaciones.

Aparte de poner en duda que un Gobierno en funciones pueda aprobar el real decreto, el sector gallego sí tiene por seguro que Madrid no puede inmiscuirse en lo que es competencia exclusiva de Galicia, como lo es la pesca en aguas interiores y la acuicultura.

Cuestiones formales al margen, los afectados reclaman que se cambie el texto para que se garantice que en los planes de ordenación del espacio marítimo en Galicia, por sus peculiares características, tendrá prioridad el ejercicio de las actuales actividades pesqueras, marisqueras y de mitilicultura, frente a la introducción de otras como la energía eólica, las prospecciones de petróleo, la extracción de materias primas o la piscicultura, que motivó aquella protesta de febrero.

Fuente:La Voz de Galicia

16/09/2016 13:52 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.