Facebook Twitter Google +1     Admin

El berberecho hunde las expectativas el primer día de libre marisqueo al no alcanzar la talla comercial en Arousa

20161004095320-2016100321415446602.jpg

Tímido inicio de la campaña de libre marisqueo en la Ría de Arousa. Las expectativas generadas por la recuperación del berberecho, sobre todo en la zona de Os Lombos, no se han cumplido.

Tímido inicio de la campaña de libre marisqueo en la Ría de Arousa. Las expectativas generadas por la recuperación del berberecho, sobre todo en la zona de Os Lombos, no se han cumplido. La mayoría de los rañeiros que acudieron a primera hora a la zona del río abandonaron el lugar a media mañana para dirigirse a O Bohído e intentar así salvar la jornada. De hecho, y según representantes del sector, la mayor parte de los tripulantes no alcanzaron el tope máximo de 15 kilos /día estipulado por la Xunta de Galicia. “O berberecho non tiña a talla comercial e tiveron que marchar para O Bohído”, señala el patrón mayor de Rianxo, Miguel Ángel Iglesias. Eso sí, aquellos que se acercaron hasta la zona de la desembocadura del río constataron que hay especie, pero todavía muy pequeña. Por lo tanto, hay que esperar a que crezca y resiste el ataque de la temida “marteia”, más virulenta en los meses de noviembre y diciembre.
Lo cierto es que fueron apenas medio centenar las embarcaciones que optaron por ir a Os Lombos el primer día de campaña. La baja presencia del berberecho de talla comercial se dejó notar por la tarde en las rulas arousanas. En algunas de ellas apenas se asignaron medio millar de kilos, siendo la de Carril (con más de dos mil kilos de este bivalvo) la que encabezó la venta de berberecho.
La misma sensación de la flota rianxeira la tuvo la de A Illa. “Non moi contentos. É un inicio de campaña moi irregular”, señalaba el patrón, Juan José Rial Millán. El isleño matizó que la almeja salvó bastante bien los cupos en la zona de O Bao. “A babosa ben, pero da rubia había pouca, por exemplo”, explicaba Rial Millán.
Desde Cambados, Ruperto Costa matizaba que “eu estiven na zona do Bohído e, segundo a miña sensación e a dos compañeiros que faenaban por alí polo lado, hai moita menos ameixa que o ano pasado. A babosa hai, menos, e de japónica e fina moitísima menos, penso eu”.
No obstante la campaña acaba de empezar y desde el sector esperan que mejore en los próximos días tras la decepción de la primera jornada que se extendió también a los precios que los moluscos bivalvos alcanzaron en las diferentes lonjas.
Así lo señalaba el patrón de A Illa que matizaba que “non estamos moi contentos cos prezos que alcanzaron, porque foron incluso máis baixos nalgúns casos que os destas especies na última semana”.

precios irregulares
Las lonjas arousanas estuvieron ayer por la tarde en el punto de mira por el inicio de la campaña, aunque los precios de la venta de bivalvos fueron muy irregulares. En Carril se subastaron un total de 2.172 kilos de berberecho que se cotizó a un máximo de 9,90 euros y a un mínimo de 1,35. De la almeja babosa se vendieron un total de 271 kilos, alcanzando un máximo de 14,55 kilos y un mínimo de 8,15. En cuanto a la fina, en la rula carrilexa se subastaron  tan solo 87 kilos con un tope en euros de 29,95 euros y un mínimo de 12,25. De japónica se subastaron 1.286 kilos por un máximo de 13 euros y un mínimo de 5,35.
Por su parte en la lonja de A Illa la babosa se vendió a un máximo de 23,70 euros y a un mínimo de 9,80. La rubia, unos 400 kilos, alcanzó un tope de 10 euros y un mínimo que rondó los 7 euros. La almeja fina alcanzó máximos de 40 euros y mínimos de 19.
En lo que respecta a la lonja rianxeira se vendieron un total de 419 kilos de berberecho a un máximo de 2,85 euros y a un mínimo de 2,80. De almeja babosa se vendieron 485 kilos a un precio máximo de 22 euros y a un mínimo de 7,25. La fina alcanzó un precio máximo 57,70 euros y un mínimo de 12,25. La japónica alcanzó un tope máximo de 14,60 euros y un mínimo de 5,50 euros. En la lonja cambadesa los 22 kilos de berberecho se vendieron a 1,78; los 475 de babosa a 16,50 de máximo y 7,30 de mínimo; los 94 de fina a 31,80 de tope a 20,75 de mínimo, mientras que la rubia, de la que se vendieron un total de 127 kilos se alcanzaron máximos de 7,70 euros y mínimos de 4,15. De la japónica se vendieron 185 kilos entre 7,15 y 5,80 euros. 

Fuente:Diario de Arousa


04/10/2016 09:53 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.