Facebook Twitter Google +1     Admin

La Xunta afirma que hay unas 700 toneladas de marisco de tamaño comercial

Solo 34 embarcaciones acudieron al río el segundo día de la campaña, la mitad que el lunes -La Xunta afirma que hay unas 700 toneladas de marisco de tamaño comercial, aunque rOs Lombos do Ulla, en los que antaño se concentraban más de 400 embarcaciones cuando empezaba el libre marisqueo, ahora están prácticamente vacíos. El lunes, primer día de la campaña, acudieron 66 embarcaciones; ayer solo fueron 34. Una situación que pone en riesgo toda la campaña para cientos de mariscadores de ambos márgenes de la ría de Arousa, puesto que estos se concentran ahora en bancos como el de O Bohído y Cabío, con el consiguiente riesgo de sobrepesca en ambos.

La Consellería do Mar de la Xunta de Galicia, sin embargo, insiste en que hay marisco suficiente para trabajar en Os Lombos. José Molares, que es el subdirector xeral de Investigación e Apoio Científico-Técnico de la Consellería, admite que Os Lombos aún está lejos de volver a ser el principal banco marisquero de la ría, pero que aún así tiene berberecho grande y almeja babosa suficientes como para que puedan ganarse el día un buen puñado de embarcaciones.

"En Os Lombos aún hay cantidades apreciables de almeja japonesa, y calculamos que hay unas 700 toneladas de berberecho con tamaño comercial. Entre eso y algo de babosa pensamos que Os Lombos podría contribuir a repartir el esfuerzo pesquero con las demás zonas", declaró ayer Molares.

Eso sí, el subdirector de la Xunta admite que en la zona hay poca almeja babosa -aduce que "nunca fue un buen banco de babosa"- y que la almeja fina "está bastante mal, puesto que es la que crece más lentamente y aún no se ha recuperado de la mortandad de hace dos años".

El berberecho

Parte de la flota tenía mucha esperanza con el berberecho, una especie poco menos que desaparecida de la ría desde que entró en la ría el patógeno "marteilia". Una esperanza acrecentada por el reciente anuncio de la Consellería do Mar, que realizó unos muestreos en Os Lombos do Ulla entre finales de agosto y principios de septiembre, tras los cuales calculó que en el banco habría unas 700 toneladas de berberecho de más de 25 milímetros. Pero los "rañeiros" que han ido los dos primeros días a Os Lombos apenas encuentran ese marisco. El lunes solo extrajeron unos 400 kilos, de ahí que numerosos "rañeiros" se desplazasen ayer para O Bohído o Cabío.

La Consellería do Mar responde al respecto que en ningún momento engañó al sector ni le hizo concebir falsas expectativas. José Molares declara que "ya le expusimos a los patrones mayores que el grueso de la población de berberecho en Os Lombos ronda una talla media de 20 milímetros, y que hay una fracción pequeña que pasa de los 25. Y ese berberecho de tamaño comercial está mezclado con el pequeño. Eso significa que los mariscadores no van a encontrar grandes manchas de berberecho grande". El subdirector xeral de la Xunta añade que "es imposible que haya solo berberecho grande puesto que el del año pasado murió", y que de hecho la práctica totalidad del analizado en los muestreos de finales de este verano "es de este año". Eso sí, Molares recuerda que al ser Os Lombos un banco de gran extensión se calcula que hay en él unas 700 toneladas de berberecho de tamaño comercial diseminado por la zona.

Es más, apunta que "si tenemos suerte y la marteilia no provoca este invierno una gran mortandad en un par de meses buena parte de ese berberecho que ahora no tiene talla comercial sí la alcanzaría". Pero tampoco en eso quiere José Molares cantar victoria antes de tiempo. "Desde 2012 vemos que la mortandad del berberecho ocasionada por la marteilia se produce sobre todo entre los meses de noviembre a febrero o marzo. Por eso aún tenemos dudas de que esta población existente en Os Lombos supere el invierno".

El responsable de la Consellería do Mar señala que "la buena noticia de este año es que el reclutamiento ha sido mayor, lo que demuestra que en la ría aún quedan reproductores suficientes".

Los patrones

El patrón mayor de A Illa, Juan José Rial Millán, apunta que la valoración del comienzo de campaña no es del todo satisfactoria "porque aunque se están cogiendo los topes, los precios de la almeja grande han bajado", y asume que "si seguimos así O Bohído se va a agotar pronto, y el libre marisqueo dura seis meses".

También se muestra preocupado Miguel Ángel Iglesias, de Rianxo. "Yo no esperaba que esta campaña empezase tan mal. En O Bohído hay babosa, pero no en la cantidad de otros años. Y los topes de fina y japónica casi nadie los coge. Mientras, en Os Lombos los mariscadores no dan con el berberecho grande, solo lo encuentran pequeño".

Iglesias sostiene que esto motiva que parte de los "rañeiros" que el lunes faenaron en Os Lombos ayer acudiesen ya a O Bohído o Cabío. "Los que fueron al río el lunes ganaron de media 56 euros. Y en O Bohído ganan casi eso solo de babosa". Por ello, el patrón rianxeiro opina que hay que tomar cartas en el asunto para evitar que Os Lombos vuelvan a pasar otro invierno prácticamente en blanco. "Los patrones mayores tenemos que reunirnos y hablar de este problema, porque está claro que entre las cofradías y la Consellería hay que tomar medidas".

En la Administración comprenden su temor. José Molares admite que "el riesgo de sobrepesca" en O Bohído y Cabío existe. Para evitar que eso suceda se realizan controles periódicos, por ejemplo sobre las tallas del marisco que se extrae y sus cantidades.econoce que abunda más el pequeño


La Xunta admite que es posible una nueva mortandad masiva de marisco debido a la "marteilia"


El subdirector xeral de Investigación de la Consellería do Mar, José Molares, reconoce que es posible que este invierno vuelva a producirse una mortandad masiva de berberecho ocasionada por la "marteilia", un parásito de los bivalvos que entró en la ría de Arousa entre finales de la pasada década y principios de la actual.

Molares admite que a día de hoy es poco menos que ciencia ficción soñar con erradicar la "marteilia" de la ría, de ahí que las investigaciones científicas se encaminen hacia otras metas más realistas. Una de las vías que se están explorando es la identificación de la especie que transmite la "marteilia" al berberecho, "puesto que por lo que hemos visto hasta ahora no se produce una transmisión directa".


Otro campo de investigación se centra en analizar si las condiciones ambientales del agua, como la salinidad o la temperatura, afectan a la mayor extensión de la mortandad. Una tercera línea de trabajo consiste en estudiar técnicas de cultivo de semilla de berberecho en suspensión (por ejemplo en bateas, que ya se utilizan desde hace años para la almeja), con la finalidad de que el marisco crezca más rápido y alcance de ese modo el tamaño comercial antes de que se vea afectado por los brotes de finales de "marteilia", que se producen sobre todo entre otoño e invierno.

A medio plazo, explica el subdirector de Mar, también se podría trabajar en una selección genética de los individuos de berberecho más resistentes al patógeno, para de ese modo utilizarlo como reproductor y lograr poblaciones más fuertes. Se da la circunstancia de que este parásito no afecta al berberecho del gran banco gallego, que es el de Noia.

Fuente : Faro de Vigo

05/10/2016 08:34 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.