Facebook Twitter Google +1     Admin

El efecto de una Semana Santa de récord no se deja notar en las lonjas

20170413102039-img-7118.jpgIgual que ocurrió en Navidad, el precio del marisco no despega según lo previsto

Parecen haber pasado a la historia aquellos tiempos en los que Semana Santa, igual que Navidad, eran épocas de vacas gordas en las lonjas arousanas. Estos días, en las salas de subasta del sur de la ría no hay una alegría especial. Tampoco es que los precios sean malos: simplemente se mantienen en los niveles de costumbre, ajenos a esas cifras de récord de las que habla el sector de la hostelería.

«Se vende bien, pero los precios son más altos y más estables a lo largo del año, y cuando llegan estas épocas en las que antes había subidas, ahora apenas se notan», explican desde la lonja de Carril. En el resto de lonjas utilizan un argumento similar. El patrón mayor de A Illa, Juan Rial Millán, resumía la situación de esta manera: «Os prezos non son malos, pero dende logo non son tan bos como esperabamos». Al otro lado del puente, en Vilanova, María José Vales, la patrona mayor, cree que los tiempos en los que las cotizaciones del marisco brillaban en épocas puntuales del año han pasado a la historia. «Este ano, no Nadal, caíron en picado», recuerda.Solo hay una cofradía que parece escapar a esa tendencia. En O Grove se dan por satisfechos con las cotizaciones que se están alcanzando en la lonja. «Nótase que hai máis demanda», señalan desde el pósito. «De feito, estes días subimos os cupos tanto do sector de a pé como do de a flote», argumentan desde las oficinas de O Corgo.

El berberecho vuelve a flaquear en Arousa

El berberecho estaba dándole muchas alegrías al sector marisquero de Vilanova de Arousa. Tras años sin producción, esta especie había vuelto a los bancos y, acompañada por unos precios excelentes, estaba «levantándolle os vales» a los profesionales que viven del mar. «O máis caro está indo a dez e once euros, o máis barato a cinco», explicaba ayer la patrona mayor del pósito vilanovés, María José Vales.


Pero esa alegría parece tener los días contados. Según explicaba ayer Vales, en la playa de As Sinas se ha detectado una elevada mortandad de esta especie. «Pensabamos que estabamos a recuperarnos da marteilia, pero parece que quere volver», decía la patrona mayor. Mientras el biólogo de la cofradía inicia los muestreos para intentar calcular la situación de esta especie en los bancos vilanoveses, la cofradía se prepara para tener que reajustar sus planes de trabajo.


También Carril

Vilanova no es el único lugar en el que se detecta mortandad de berberecho: también en Carril hay signos de debilidad. Tanto es así, que mucho del producto que llegó a la lonja el pasado lunes se quedó sin comprador. Bien es verdad que aquel día se había reunido en la sala de subastas una gran cantidad de este bivalvo, procedente de los trabajos realizados en los parques de cultivo durante el fin de semana anterior.Pero de los aproximadamente diez mil kilos en liza, buena parte se vendieron a precios muy bajos -en ocasiones por debajo del euro-. Al final, 1.200 kilos de ese marisco tuvieron que ser devueltos a los parquistas, dado que los compradores no quisieron hacerse con él por miedo a que muriese en sus pilones.

Fuente: La Voz de Galicia
13/04/2017 10:20 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.