Facebook Twitter Google +1     Admin

Una elevada mortandad frustra la remontada del berberecho en la ría

20170524100325-ay24c1f1-1.jpg

Esta especie supuso, hace diez años, una facturación de 7,4 millones de euros en las lonjas

Parecía que el berberecho estaba logrando reinstalarse en la ría de Arousa. Un desove masivo y unas ventas que repuntaban habían hecho creer al sector que lo peor había pasado. Que la marteilia ya no era tan temible como hace unos años, cuando ese parásito laminó el stock de berberecho de los fondos arousanos hasta no dejar, prácticamente, ninguno. Poco ha durado la alegría. Desde hace unos meses, las cofradías de uno y otro lado de la ría constatan que el berberecho, de nuevo, se muere. Y que lo hace, además, en grandes cantidades y a gran velocidad.

En Carril, un puerto situado en la zona cero de la marteiliosis, el problema ya se ha dejado sentir en lonja. Hace un mes, a la hora de la subasta, quedaron varios lotes de marisco sin vender porque el berberecho estaba muy debilitado. «Se está muriendo muchísimo y la gente prefiere secarlo cuanto antes», comentaban los responsables de la subasta en este puerto arousano.

Los problemas no tardaron en extenderse por el resto de la ría. «A nós morreunos todo o berberecho que tiñamos», comentaba ayer la patrona mayor de Vilanova. El problema se detectó inicialmente en la zona de As Sinas, pero no tardó en generalizarse. «Pasamos de apañar cinco quilos sen problemas, a non ter que apañar», recalcaba María José Vales. Desde hace semanas, el biólogo del pósito trata de cuantificar las pérdidas que esto supondrá para el sector del marisqueo. «Non vai ser unha cantidade pequena», se lamenta la presidenta de las mariscadoras. Cabe recordar, llegados a este punto, que el berberecho era una de las especies claves para el marisqueo en la ría: hace diez años, en las lonjas de Arousa se facturaron 7,4 millones de euros gracias a él.

Quien también está haciendo cálculos es la asistencia técnica de la cofradía de Cambados. Según señalan desde este pósito, hace aproximadamente un mes se detectó una mortandad de berberecho muy elevada. Y el problema se mantiene. Por esa razón, semanas atrás se incrementó el ritmo de extracción de este bivalvo. Una estrategia similar están aplicando las mariscadoras de O Grove, hasta donde ha llegado también esa oleada de mortandad de berberecho. E incluso en algunas cofradías de Barbanza, como la de Rianxo, han decidido agilizar la extracción de la mayor cantidad posible de una especie que parece estar condenada a atravesar otro año negro en la ría de Arousa.

Sobre qué está matando al berberecho, el sector espera a tener información de la Consellería do Mar, ya que casi todas las cofradías están recogiendo muestras y enviándolas a analizar al Intecmar. Mientras aguardan los resultados, hay quienes afirman, convencidos, que la causante de esta situación es la marteilia. Si es así, está claro que la reaparición del berberecho en la ría va para largo. Quizás por eso muchos prefieren aferrarse a la esperanza de que todo haya sido a causa de las elevadas temperaturas que registró el agua de la ría durante la primavera.

Mar ha encargado analíticas y dice que puede deberse a la meteorología o a la «marteilia»

Conocedora del importante repunte en la mortandad del berberecho, la Consellería do Mar ha encargado la realización de analíticas, con muestras de bivalvo recogidas en las diferentes cofradías de la ría. Desde el organismo autonómico señalaron que desconocen la causa e indicaron que puede deberse tanto a las condiciones meteorológicas, con temperaturas inusualmente elevadas durante buena parte del año, o a la reaparición de la marteilia. Las cofradías están pendientes de lo que digan esos informes, puesto que ese primer paso es fundamental para trazar una estrategia con la que afrontar el problema que se ha planteado, de nuevo, en la ría.

 

Una elevada mortandad frustra la remontada del berberecho en la ría

Esta especie supuso, hace diez años, una facturación de 7,4 millones de euros en las lonjas

    0
R. ESTÉVEZA. GERPE 
VILAGARCÍA / LA VOZ 24/05/2017 05:00

Parecía que el berberecho estaba logrando reinstalarse en la ría de Arousa. Un desove masivo y unas ventas que repuntaban habían hecho creer al sector que lo peor había pasado. Que la marteilia ya no era tan temible como hace unos años, cuando ese parásito laminó el stock de berberecho de los fondos arousanos hasta no dejar, prácticamente, ninguno. Poco ha durado la alegría. Desde hace unos meses, las cofradías de uno y otro lado de la ría constatan que el berberecho, de nuevo, se muere. Y que lo hace, además, en grandes cantidades y a gran velocidad.

En Carril, un puerto situado en la zona cero de la marteiliosis, el problema ya se ha dejado sentir en lonja. Hace un mes, a la hora de la subasta, quedaron varios lotes de marisco sin vender porque el berberecho estaba muy debilitado. «Se está muriendo muchísimo y la gente prefiere secarlo cuanto antes», comentaban los responsables de la subasta en este puerto arousano.

PUBLICIDAD

Los problemas no tardaron en extenderse por el resto de la ría. «A nós morreunos todo o berberecho que tiñamos», comentaba ayer la patrona mayor de Vilanova. El problema se detectó inicialmente en la zona de As Sinas, pero no tardó en generalizarse. «Pasamos de apañar cinco quilos sen problemas, a non ter que apañar», recalcaba María José Vales. Desde hace semanas, el biólogo del pósito trata de cuantificar las pérdidas que esto supondrá para el sector del marisqueo. «Non vai ser unha cantidade pequena», se lamenta la presidenta de las mariscadoras. Cabe recordar, llegados a este punto, que el berberecho era una de las especies claves para el marisqueo en la ría: hace diez años, en las lonjas de Arousa se facturaron 7,4 millones de euros gracias a él.

Quien también está haciendo cálculos es la asistencia técnica de la cofradía de Cambados. Según señalan desde este pósito, hace aproximadamente un mes se detectó una mortandad de berberecho muy elevada. Y el problema se mantiene. Por esa razón, semanas atrás se incrementó el ritmo de extracción de este bivalvo. Una estrategia similar están aplicando las mariscadoras de O Grove, hasta donde ha llegado también esa oleada de mortandad de berberecho. E incluso en algunas cofradías de Barbanza, como la de Rianxo, han decidido agilizar la extracción de la mayor cantidad posible de una especie que parece estar condenada a atravesar otro año negro en la ría de Arousa.

Sobre qué está matando al berberecho, el sector espera a tener información de la Consellería do Mar, ya que casi todas las cofradías están recogiendo muestras y enviándolas a analizar al Intecmar. Mientras aguardan los resultados, hay quienes afirman, convencidos, que la causante de esta situación es la marteilia. Si es así, está claro que la reaparición del berberecho en la ría va para largo. Quizás por eso muchos prefieren aferrarse a la esperanza de que todo haya sido a causa de las elevadas temperaturas que registró el agua de la ría durante la primavera.

Mar ha encargado analíticas y dice que puede deberse a la meteorología o a la «marteilia»

Conocedora del importante repunte en la mortandad del berberecho, la Consellería do Mar ha encargado la realización de analíticas, con muestras de bivalvo recogidas en las diferentes cofradías de la ría. Desde el organismo autonómico señalaron que desconocen la causa e indicaron que puede deberse tanto a las condiciones meteorológicas, con temperaturas inusualmente elevadas durante buena parte del año, o a la reaparición de la marteilia. Las cofradías están pendientes de lo que digan esos informes, puesto que ese primer paso es fundamental para trazar una estrategia con la que afrontar el problema que se ha planteado, de nuevo, en la ría.

Estudios previos

Cabe señalar que en el Intecmar llevan un par de años desarrollando un estudio con el fin de conseguir berberecho resistente a este parásito. Los avances que se habían logrado con ese proyecto, gracias a ejemplares que habían conseguido sobrevivir, se vieron frustrados a consecuencia de un robo que se registró en los laboratorios el pasado año, lo que obligó a los técnicos a iniciar el proceso.

Pese a este varapalo, en el sector había buenas perspectivas después de los 105.000 kilos extraídos en Os Lombos durante la campaña de libre marisqueo que acabó el 31 de marzo. Y ante los importantes desoves que se habían detectado en la costa. «Parecía que íamos ter unha boa colleita, pero foi desaparecendo pouco a pouco», argumentaba ayer la presidenta de la agrupación de mariscadoras de Cabo de Cruz.

Fuente:La Voz de Galicia

 

 

 

24/05/2017 10:03 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.