Facebook Twitter Google +1     Admin

La París de Noia asume los errores del montaje de la verbena en la playa

20170824083300-1.jpg

Señala que «no fue posible cumplir» las instrucciones de la Festa da Ameixa

 

Los responsables de la orquesta París de Noia entonaron ayer el mea culpa por lo ocurrido el fin de semana en Vilagarcía, cuando el montaje de la verbena prevista en la playa de A Compostela se convirtió en un fiasco que obligó a cancelar la actuación a última hora, y que causó, además, varios desperfectos. «Pese a tener instrucciones concretas de la organización del evento de no circular por el paseo marítimo, salvo por la zona autorizada, y de no causar daños en la playa, no fue posible cumplirlas estrictamente por parte del personal, debido a una serie de problemas técnicos e imprevistos que obligaron a adoptar decisiones inmediatas». El personal de la orquesta, dicen los responsables de la misma, «comprobó previamente la zona de actuación y los accesos», y «siempre obró con la mejor de las voluntades para evitar daños». Señalan que sus vehículos «cumplen con todos los requisitos exigibles, incluidos los seguros de responsabilidad pertinentes para cubrir cualquier desperfecto».

 

«La orquesta, en todo momento trató de solucionar los imponderables que habían surgido, y solo suspendió la actuación cuando ya no había posibilidad de montar a tiempo», recalcan. «Lamentamos los daños causados, que contribuiremos a reparar, y manifestamos nuestra disposición a celebrar el concierto en el momento y condiciones en que todas las partes consensuemos». Y es que tocar en la playa era «un estímulo, un reto y una enorme ilusión».

El Concello remite a Costas un detallado informe sobre lo ocurrido en el arenal

Tal y como estaba previsto, el Concello de Vilagarcía envió ayer a Costas los informes elaborados por la policía local y por los técnicos municipales sobre la frustrada verbena de la playa Compostela, organizada por la comisión de la Festa da Ameixa y autorizada, precisamente, por Costas del Estado. Será este departamento el que haga una valoración económica de los desperfectos ocasionados en el arenal, y el que emita a la organización de la fiesta un requerimiento para que se ejecuten los trabajos. Según el Concello, el intento fallido de montaje de la verbena provocó «un oco no pavimento do paseo marítimo», que «foi provocado por unha das rodas da cabeza tractora dun trailer». Bajo su peso, y con la ayuda de la ausencia de base firme bajo el paseo, se abrió un hueco. También se produjeron «roturas de capas superficiais do pavimento de pizarra, principalmente na zona pola que accederon os vehículos». Según los técnicos, el intento de montaje dejó también «manchas de aceite» y «manchas de rodeiras sobre o pavimento». Además, se produjo la «rotura da capa vexetal sobre a paia, nunha superficie bastante grande», así como «a rotura parcial da pasarela de madeira». La valija municipal incluye un informe de la policía que detalla como, ya el sábado, había quedado enterrado un camión en la playa. La situación se agigantó el domingo, con un convoy formado por varios vehículos de grandes dimensiones que, sin cumplir los requisitos pactados, quedaron atrapados en el intento de montar una verbena que no pudo ser.

Fuente:La Voz de Galicia

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.