Facebook Twitter Google +1     Admin

La Cofradía de Carril agrava su crisis al dejar sus cargos los críticos con Villanueva

20180127115931-1.jpg

Presentan la dimisión cinco integrantes de los órganos de gobierno y renuncian seis de sus sustitutos -Están cansados de "no poder ejercer la democracia" dentro del pósito

La Cofradía de Carril volvió a vivir un nuevo capítulo de la crisis interna que le afecta en los últimos años. En esta ocasión, cinco integrantes de los órganos de gobierno (cuatro miembros de la agrupación de marisqueo a pie y un parquista) presentaron la dimisión cansados de "no poder ejercer el cargo con democracia en el seno de la Cofradía". Junto a esas dimisiones también se presentaron seis renuncias de los miembros de la agrupación a pie que deberían sustituirles en el cargo. 

Las dimisiones y las renuncias se presentaron en la mañana de ayer en las dependencias de la Cofradía de Carril, aunque a diferencia de lo ocurrido con anterioridad, no será necesaria la creación de una gestora, ya que no está prevista a falta de unos seis meses para las elecciones, además de que Villanueva todavía mantiene un número superior al mínimo para forzar nuevos comicios. 

Todos ellos forman parte del grupo de críticos con el que se ha encontrado José Luis Villanueva desde su ascenso al puesto de patrón mayor, y es en su figura en la que centralizan gran parte de las acusaciones y motivos que lanzan para decidir no continuar en sus cargos. 

Así, los críticos consideran que "la vulneración sistemática de las normas, el sectarismo instalado por bandera hacia los socios que no comulgan con el patrón, las amenazas constantes, un derroche económico sin sentido, la manipulación de acuerdos o la falta de transparencia en unos 200 escritos, entre otras cuestiones, han generado la impotencia de no poder hacer absolutamente nada por el sector al que representamos y por los socios en general", por eso han decidido dejar sus cargos. 

Durante los últimos cuatro años, recuerdan que se han sufrido situaciones de todo tipo, desde una disolución en masa de los órganos de gobierno, hasta nuevas elecciones, pasando por la creación de una gestora. 

"Sin terminar los cuatro años, estamos en una situación parecida a la de hace menos de un año, con represalias a los que no son afines, a través de conciliaciones judiciales, expedientes administrativos y amenazas de denuncias, llegando al punto de resultar enfermizo el continuar con un comportamiento presuntamente delictivo, algo que se dirimirá en los tribunales", explican. Señalan también que "los órganos de gobierno tendrán que responder ante la justicia del daño causado a los socios de la Cofradía y la secretaria por el supuesto asesoramiento incorrecto de la normativa".

Fuente:Faro de Vigo

 

27/01/2018 11:59 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.