Facebook Twitter Google +1     Admin

Villanueva y la exsecretaria de la cofradía se enfrentan en el juzgado por el polémico despido

20180130124946-thumb-2.jpeg

Fernanda Eiras exige su reincorporación como administrativa y reclama al patrón mayor 20.000 euros por "violar" sus derechos

La tensión y el conflicto no abandonan la cofradía de pescadores de Carril. Tras el juicio con una trabajadora del pósito el pasado lunes y la dimisión de los críticos como miembros de la Xunta Xeral el viernes, el patrón mayor, José Luis Villanueva, tuvo que enfrentarse ayer a un nuevo -aunque previsible- revés: la vista por el polémico despido de la que fue durante 16 años secretaria del pósito, Fernanda Eiras Mollinedo. La denunciante solicita la nulidad de su despido y reclama al patrón una indemnización de 20.000 euros por "violación de derechos fundamentales" a tenor "de los daños sufridos" a través de actuaciones de "discriminación y represalia". 

Como era previsible, no hubo cambios en las posturas de las partes, que se mantuvieron totalmente enfrentadas. Mientras que Fernanda Eiras discrepa del despido objetivo efectuado por la cofradía el 4 de octubre de 2017 y solicita reincorporarse a la plantilla como administrativa, el patrón defendió en la sala que su intención nunca fue despedirla, sino que la extinción de su contrato se debe a la renuncia presentada por la propia denunciante, según apuntan asistentes al juicio (este periódico intentó ayer sin éxito ponerse en contacto con Villanueva para recabar su versión de los hechos).

La parte demandante puso de manifiesto en el juicio que Eiras Mollinedo renunció a su cargo como secretaria de los órganos de gobierno -nunca a su puesto de trabajo como administrativa- el 18 de julio de 2017 y sin embargo fue despedida dos meses y medio después. ¿A qué se debe esta diferencia en el tiempo? Según la cofradía, al periodo de adaptación que necesitaba la nueva secretaria contratada por el pósito para adquirir todos los conocimientos sobre su nuevo empleo; y mientras tanto, Fernanda Eiras estaba en funciones. 

Sin embargo la defensa de la exsecretaria rebatió los argumentos de la cofradía, cuestionando la necesidad de ese periodo de adaptación porque -recordó- la actual secretaria ejerció este mismo cargo en la cofradía de O Grove durante trece años. Además, el abogado añadió que en sustitución de Fernanda como administrativa quedó trabajando una becaria pagada por la Diputación cuyo contrato expiró en noviembre y fue renovado por la cofradía para continuar realizando funciones administrativas. El nuevo contrato expira el 14 de febrero, por lo que la denunciante podría reincorporarse al empleo sin ocasionar grandes trastornos, expuso la parte denunciante. 

Al igual que en el juicio celebrado la semana pasada en el que se abordó la situación laboral de Rosa Eiras Mollinedo, ayer la defensa de su hermana Fernanda insistió en la presunta falsedad de determinadas actas de la Xunta Xeral, acusando a la cofradía de pretender utilizarlas en su beneficio en estos juicios laborales. 

La vista se celebró ayer por la mañana en el Juzgado de lo Social número 3 de Pontevedra y se prolongó durante tres horas. En calidad de testigos declararon por la parte de la denunciante una exvicepatrona, la presidenta de la gestora que gobernó la cofradía durante unos meses, la bióloga y la hermana de Fernanda, Rosa Eiras. Esas dos últimas personas, trabajadoras del pósito, también han denunciado a Villanueva. 

En representación de la cofradía asistieron el patrón, la actual secretaria, otra empleada y un lonjero distinto al del juicio de la semana pasada.

Fuente:Faro de Vigo

 

30/01/2018 12:49 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.