Facebook Twitter Google +1     Admin

La cofradía carga contra Mar y la acusa de «perjudicar a sus órganos rectores»

20180325103056-am25c8f1-1.jpg

Pide el amparo de la federación provincial para que la consellería «cese en actuaciones que perjudican» a la entidad carrilexa

 

Las aguas están cada vez más turbias en Carril. Ni siquiera las últimas elecciones, en las que el grupo de José Luis Villanueva logró una aplastante mayoría, sirvieron para acabar con la crispación que se vive en el seno de esta organización. Todo lo contrario. Antes de que un conflicto se cierre, se han abierto ya nuevos frentes. El último, la crisis desatada por la concesión de siete pérmex de marisqueo a pie a otras tantas personas que formaban parte de una lista de reserva. Mar sostiene que los títulos han sido concedidos atendiendo a la normativa y que, por tanto, sus poseedores tienen todo el derecho a ejercer como mariscadores en Carril. La cofradía sostiene todo lo contrario, y eso ha desembocado en una situación kafkiana en la que los nuevos mariscadores, respaldados por Gardacostas y con el apoyo de una parte de la agrupación, se han visto obligados a llevar a vender su marisco, transportado en neveras de playa, hasta la lonja de Vilaxoán. Y ha supuesto, también, la apertura de expedientes sancionadores al pósito.

  

Toda esta situación viene, interpreta la cofradía de Carril, dela decisión de la Consellería do Mar de dar cobertura y amparo a todo aquel que pretenda desgastar al pósito y a sus órganos rectores. Así lo explican estos en un escrito que han remitido a la Federación Provincial de Confrarías, en el que solicitan el amparo de esta para «mediar ante la consellería» para que «cesen estas actuaciones dirigidas a perjudicar a la cofradía y a sus órganos rectores».

Esta es la conclusión de siete folios en los que se desgranan los agravios a los que, dicen desde la cofradía, esta se ha visto sometida. «Pese a que ya anteriormente se habían venido adoptando resoluciones y actos por parte de la Consellería que considerábamos atentatorios contra los derechos de los intereses de la cofradía, en los últimos meses esta situación se ha agravado considerablemente, y se han sucedido una serie de episodios que evidencian una actuación regida por el resentimiento y el desconocimiento de los más elementales principios democráticos», dice el encabezado del escrito. Continúa argumentando que todas esas actuaciones tienen un denominador común: «Dan preponderancia y sobre protegen al sector del marisqueo a pie y, más exactamente, a un grupo del marisqueo a pie».

  

Desde las elecciones

 

Las primeras de las actuaciones denunciadas por el gobierno del pósito carrilexo ante el resto de cofradías se retrotraen a las últimas elecciones celebradas en el pósito. En el plan electoral, Mar estableció que de los 22 vocales a elegir, 9 fuesen representantes de los parquistas y, otros tantos, de las mariscadoras. Y eso, señala el pósito, que los primeros suponen el 61 % de los socios, mientras que los segundos se quedan en un 22 %. «Ello evidentemente no respeta el principio de proporcionalidad», dice la cofradía. El sector de Villanueva presentó alegaciones, pero «fueron desestimadas». Otra irregularidad, apuntan, fue la elección de la presidenta de la gestora. Para ese cargo fue seleccionada «una socia que tenía deudas pendientes con la cofradía», pese a que eso contraviene, dice la cofradía, lo establecido en la normativa.

  

La lista de agravios denunciados por la cofradía es mucho más larga. Incluye la concesión de una subvención solicitada por la gestora, según el pósito, de nuevo contradiciendo la normativa; la anulación de una asamblea de marisqueo a pie que fue impugnada porque había sido convocada por whatsapp y sin antelación suficiente, «pese a que ese medio ya había sido utilizado anteriormente y que la convocatoria se les había enviado a los integrantes de aquel órgano cuatro días antes de la celebración de la reunión extraordinaria».

La negativa de la Xunta a anular días de trabajo como solicitaba la cofradía; el respaldo de Mar a las mariscadoras que durante una jornada de trabajo se negaron a limitar su faena a la zona dictaminada por la directiva de la agrupación, ya que esa decisión carecía de respaldo normativo; o el informe aportado por la Administración avalando el trabajo de la bióloga y que fue usado en el conflicto judicial abierto entre esta trabajadora y el pósito, son otras de las cuestiones que desde el cabildo interpretan como un ataque a los intereses generales del pósito.

Polémica por siete pérmex

El escrito de la cofradía fue remitido a la federación antes de la eclosión del último conflicto, pero este ya estaba sobre el tapete. El pósito se queja de la decisión de Mar de, contraviniendo las solicitudes de la cofradía, usar la lista de reserva para cubrir «incluso los nuevos pérmex de 2018». «En este caso, la consellería no parece querer únicamente contradecir a la cofradía de Carril, sino que incuso demuestra un especial interés en que se incorporen a la agrupación de marisqueo a pie unas personas muy concretas».

Fuente: La Voz de Galicia

25/03/2018 10:30 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.