Facebook Twitter Google +1     Admin

La almeja de Carril ya tiene marca

20190801074018-ag1c2f1-1.jpg

La agrupación de parquistas acaba de presentar un «sello de confianza» para garantizar al consumidor final que lo que está comprando él son sus almejas

Era una vieja aspiración de los parquistas de Carril: lograr una marca, un sello, que les permitiese diferenciar en el mercado a sus almejas de todas las demás. Ayer, en el hotel Casal do Mar, los parquistas cruzaron por fin esa línea de meta: se presentaba en sociedad «Almeja de Carril. De los parquistas de Carril». Una marca registrada por la asociación que encabeza José Luis Villanueva y que pretende ser una herramienta que garantice el futuro de un sector peculiar en Galicia, con unas particularidades que lo hacen único en una costa rica y generosa.

 

La marca tiene un objetivo fundamental, el ser un sello exclusivo que únicamente podrán utilizar aquellos clientes de la lonja carrilexa que acepten las «condicións garantistas» exigidas por la agrupación de parquistas. Esta presentó el nuevo cuño en unas latas de conserva que para la entidad fabrica la conservera Friscos (Catoira). «Escollémola como aliada despois de ver como traballan, como elaboran as conservas, e as condicións nas que o fan... Pareceunos a axeitada», dijo Villanueva. La almeja producida en los parques de Carril será depurada en establecimientos pertenecientes a socios de la agrupación y de ahí irán a la planta conservera.

 

Pero el nuevo sello tendrá, obviamente, más usos. Se utilizará, «por suposto», en la almeja fresca «que nós comercialicemos, e na de aqueles outros comercializadores que a vaian vender en fresco, pero sempre que se ateñan ás condicións garantistas que nós marcamos». Unas condiciones que se reducen, según explicó Villanueva, a un único deber: «As ameixas teñen que ser de Carril, forzosamente. Non se poden prestar, baixo ningún concepto, a ningún tipo de picaresca. O consumidor ten que poder confiar en que o que está mercando son as nosas ameixas».

 

Hablaba José Luis Villanueva visiblemente satisfecho por haber alcanzado una vieja meta. En la consecución de la misma, destacó la directora xeral de Recursos Mariños, Mercedes Rodríguez, ha jugado un papel determinante el remate del proceso de revisión de los parques de cultivo de Carril y el otorgamiento de los títulos definitivos. Eso ha permitido al sector alcanzar una situación de seguridad jurídica imprescindible para llevar a buen puerto una iniciativa que se sustenta, principalmente, sobre la trazabilidad del producto.

Así que la nueva marca nace bendecida por la Xunta, que ve con buenos ojos una iniciativa que permitirá proteger de competidores desleales a un producto que destaca por su rendimiento en carne, por su textura y por su calidad gastronómica. Y ello es así gracias al buen hacer de los parquistas, un colectivo que presume de sus quinientos años de historia y que aspira a ir a por otros quinientos más.

 

Así que, en paralelo a la creación de la marca Almeja de Carril, la agrupación de parquistas han decidido renovar su imagen corporativa, que se vincula directamente con el proyecto de turismo marinero que los parquistas quieren desarrollar, cada vez con más intensidad. «Pasión por nuestro oficio» y «Emociónate con nuestro oficio» son los lemas que enarbola la agrupación ante los turistas, a los que están dispuestos a mostrar los secretos del cultivo del mar en distintas épocas del año. Y es que ese es uno de los puntos fuertes de la apuesta de los parquistas: la faena cambia con cada época del año, al ritmo del paisaje, de la ropa de trabajo.

 

Inician los parquistas, ahora, una nueva etapa en la que han depositado muchas esperanzas. El camino hasta aquí, señalaba ayer Villanueva, no ha sido una senda «de rosas». Pero los obstáculos se han ido sorteando. Seguirán saliendo al paso de una agrupación creada en 1989, y se seguirán esquivando de ahora en adelante. A fin de cuentas, de eso se trata. De avanzar.

Una imagen moderna y cargada de simbolismos

La imagen de marca presentada ayer en el hotel Casal do Mar destaca los dos puntos fuertes del producto al que va a amparar: la calidad de la almeja y su origen, Carril. El logotipo juega con las iniciales de ambas palabras, y con ellas perfila la imagen de una almeja. A ambos lados, dos líneas de trazo irregular «representarían las delimitaciones de los parques de cultivo». Pero «las pequeñas ondas que bordean el texto simbolizan la semilla de los bivalvos que los han convertido en referencia a nivel mundial». Como eslogan utilizan los parquistas una referencia temporal: «Más de quinientos años de tradición», un reconocimiento a la historia de un oficio que quiere mirar al futuro sin «renunciar ao noso caracter artesanal», en palabras de José Luis Villanueva. Esos son los elementos que se podrán ver en el logotipo que aparecerá en las cajas de conserva que se elaborarán en la factoría de Friscos y que se distribuirán a través de tiendas y puntos de venta groumet.

 

El producto se podrá adquirir bien envasado al natural, bien en salsa marinera elaborada al estilo tradicional, «la misma que se puede degustar en la Festa da Ameixa», según explican desde la agrupación.

La presentación de la renovada imagen de la almeja carrilexa se celebró en el hotel Casal do Mar, en el transcurso de un acto en el que se había cuidado hasta el último detalle. Los directivos de la agrupación, representantes de Mar y Turismo, de Capitanía Marítima y Alfonso Gallego, acudieron al acto.

Fuente: La Voz de Galicia

 

01/08/2019 07:40 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.