Facebook Twitter Google +1     Admin

La instalación de los pantalanes metálicos en el Ulla reduce el impacto del viaducto del TAV

20100125100722-2.jpg

La construcción del viaducto del tren de Alta Velocidad (TAV) entre Catoira y Rianxo da un nuevo y decisivo paso. Avanza a muy buen ritmo la construcción de las islas de tablestacas, que son unas plataformas provisionales creadas artificialmente para ser perforadas e instalar sobre ellas los pilares que deben sujetar la estructura del puente. Paralelamente se instalan pantalanes metálicos –uno de ellos prácticamente finalizados– cuya misión es la de unir ambas orillas con las islas de tablestacas, para así trasladar tanto maquinaria pesada como diverso material necesario para esta importante actuación.
De este modo, y con ayuda de una pontona –plataformas usadas para obras marítimas como la construcción y ampliación de muelles–, se minimiza la afección sobre el río Ulla, pues se reduce la invasión del cauce.
Se trata de proteger un aporte fluvial fundamental para la ría de Arousa, de ahí que, como explica Fomento, en el diseño del viaducto se cuidara de manera especial "la integración con el entorno, buscando la transparencia y el equilibrio de formas y proporciones en consonancia con la suavidad del paisaje de las rías gallegas".
Así, "la distribución de las luces (del puente) evita la afección a la vegetación de ribera, incluyéndose las medidas pertinentes para el control en todo momento de las aguas del río, al tiempo que se ha previsto la restauración paisajística del entorno, en especial del espacio natural de la laguna de Pedras Miúdas, en Catoira".
Actualmente, como queda dicho, se instalan los pantalanes metálicos que, desde Isorna (Rianxo) y Abalo (Catoira) conducen a las islas de tablestacas más próximas a ambas orillas del Ulla, colocándose las piezas de ambos pantalanes de hierro sin necesidad de ocupar el cauce.
De este modo va a ser posible levantar las tres pilas centrales del viaducto, las cuales se ubican en el cauce, dentro de las citadas isletas provisionales dotadas de escollera y tablestacas. El traslado del material para levantar las pilas y posteriormente instalar la estructura del viaducto, a sesenta metros de altura, se hace transportando las piezas en pontonas hasta las isletas y usando los pantalanes de hierro, para después efectuar el izado.
El viaducto, como se explicó en ocasiones anteriores, va a disponer de tres vanos principales situados sobre el cauce del río, con 225, 240 y 225 metros de luz, mientras que los vanos de acompañamiento, fuera del Ulla, van a disponer de 120, 80 y 50 metros de luz.

Fuente: Faro de Vigo

25/01/2010 10:07 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)