Facebook Twitter Google +1     Admin

Los parquistas de Carril matizan que la playa se amplió porque reubicaron sus concesiones

20110420105158-1.jpg

La actual configuración de la playa de A Concha-Compostela ha sido posible gracias a la colaboración de la Agrupación de Parquistas de Carril que consensuó con Costas, Pesca y el Concello de Vilagarcía de Arousa el traslado de unos 12.000 metros cuadrados de viveros para los rellenos del arenal. Estos parques fueron reubicados algo más lejos de la línea de playa y hacia Vilagarcía. Así lo puso de manifiesto ayer el presidente de la agrupación, José Luis Villanueva Vicente, quien dijo no entender el afán de ciertos sectores de querer culpar a este colectivo de los problemas que tiene la playa vilagarciana.
"Nuestro enfado es justificado porque no entendemos que los presidentes de la Cámara de Comercio, de los Hosteleros y de Zona Aberta hagan declaraciones acusando a los parquistas sin estar informados ni contactar en ningún momento con nosotros. En A Compostela hay dos arenales diferenciados; uno de ellos hecho con dinero público, el de la playa, y el otro es el que explotan los parquistas. Nosotros luchamos por la calidad del agua porque de ello depende nuestra actividad", manifestó Villanueva.
El presidente de la agrupación puntualizó que los parquistas no conviven con los usos de la playa de Compostela, dado que el área de los parques de cultivo está declarada como zona restringida para el baño, y de uso exclusivo de las explotaciones marisqueras. "En los parques de Carril nunca hubo otra actividad, ni turística, ni pesquera, ni marisquera. Tampoco hubo playa en las áreas que explotan los parquistas", explicó.
"Vilagarcía tiene derecho a tener una playa limpia y saneada. Estamos de acuerdo. De hecho, nosotros colaboramos con Costas y con el Concello cuando se hizo la obra del arenal y aceptamos trasladar los parques para facilitar los rellenos necesarios. Porque tenemos que recordar que antes la playa era más pequeña y cuando subía la marea llegaba casi al muro del parque de Compostela. También hay que decir que el proyecto que planteó el ingeniero de Costas en la nueva playa, que es artificial, ponía una arena más gorda para evitar que fuera desapareciendo, pero a alguien no le gustó y puso otra más fina que cada vez que hay viento fuerte vuela y parece que estamos en el desierto", expuso José Luis Villanueva.
En cuanto a las algas que aparecen en el arenal, el directivo de los parquistas expuso que se trata de un fenómeno natural, que Vilagarcía está en el saco de la ría donde se acumulan más algas, pero no son contaminantes. "Habrá que explicarle a la gente que las algas son buenas para la piel y que no contaminan. Lo que sí molesta a los bañistas es nadar entre detritos, aguas fecales y gasóleo y esto aparece en el agua pero no por la actividad de los parques de Carril", planteó.
Otra cuestión que sorprende a los parquistas es que ahora desde la dirección de los empresarios, hosteleros y comerciantes se intente responsabilizar a los sectores productivos de los problemas de la playa, "cuando el edificio Ribaínsa lidera la construcción salvaje en la zona, ocupando dominio público que impidió la normal ejecución del paseo marítimo. Otros construyeron sobre el río de O Con y nadie se rasgó las vestiduras. No sé a quien defienden, a no ser que lo que quieran es lanzar una cortina de humo para no hablar de los verdaderos problemas de Vilagarcía", puntualizó Villanueva.
Sobre el "feísmo" de las varas de señalización de los parques de cultivo, el máximo representante de los parquistas indicó que llegando a Vilagarcía por barco lo primero que se ven son los depósitos de hidrocarburos de Ferrazo, las torres del parque eólico de Xiabre y el gran muro de la urbanización de San Roque en Carril que son más feos pero que parece que a nadie molestan.
En cuanto a las varas de señalización, José Luis Villanueva recordó que siendo alcalde Javier Gago López hubo una reunión en la que participaron los parquistas, Capitanía Marítima, Costas, Pesca, el Concello y el Puerto de Vilagarcía para buscar alternativas al "feísmo de las varas".
"La señalización que corresponde es una boya amarilla con un cono y un aspa encima que es más llamativa que las varas. Al final la pelota quedó en el tejado de la Administración porque la Autoridad Portuaria quedó en buscar una alternativa viable normativizada, quedando en mantener las varas a la espera de una nueva solución. A día de hoy aún estamos pendientes de conocer los resultados de este estudio. Lo que sí sabemos es que la actual playa es artificial y no un regalo de la naturaleza como alguien quiere hacer creer, sino un regalo de 6 millones de euros que salieron de todos los ciudadanos", expuso.
Por último, reseñó que la explotación de este recurso marisquero es el motor económico de Carril, del que viven 634 familias que facturan en lonja 6 millones de euros al año. "No todo son beneficios, también tenemos muchos gastos en el mantenimiento de los parques".

Fuente:Faro de Vigo

20/04/2011 11:29 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

agrupocarril

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.