Facebook Twitter Google +1     Admin

La hatchery de los parquistas lleva un año sin producir por culpa de “trabas burocráticas”

20110426093255-1.jpg

La hatchery puesta en marcha en 2005 por los parquistas de Carril con la idea de abastecer de cría de calidad y origen garantizado a los viveros y cerrar así el ciclo productivo de los parques carrilexos facilitando la trazabilidad del producto, lleva meses en una inactivad “forzosa”. Y el cierre de este criadero ubicado en O Couso (Riveira) pende como una amenaza cada vez más real para los parquistas promotores de este proyecto.

La hatchery acumula más de un año sin poder producir cría de almeja, con todos los perjuicios que ello implica. Una situación de la que los parquistas responsabilizan a la Xunta.

La inactividad en el criadero es consecuencia, según el presidente de los parquistas, José Luis Villanueva, de una situación “esperpéntica”. La hatchery está ubicada en O Couso, en una zona protegida por la Red Natura. Pero las aguas de este área están “contaminadas polos numerosos e continuos verquidos”, algo denunciado insistentemente por los parquistas durante estos años y que ya produjo la mortandad de millones de crías producidas en esta planta. “Medio Ambiente non fixo os seus deberes”, insiste Villanueva.

La actividad del criadero depende necesariamente del abastecimiento de agua limpia, lo que obligó a los parquistas a solicitar a la administración el poder alagar la captación de agua a una zona más exterior, donde esta no esté contaminada. Y, señala Villanueva, no han recibido respuesta a la petición.

Así pues, al no poder disponer de agua limpia para el proceso de producción de cría de almeja, la hatchery permanece inactiva. Y ello afecta a la nursery (la planta de preengorde de semilla que los parquistas tienen fondeada en aguas de la Ría), en la que invirtieron casi tres millones de euros y que también está parada.

Y aún hay una tercera consecuencia, recuerdan estos parquistas: Los parques de Carril deben de nutrirse de la necesaria semilla de almeja para su actividad comprándola fuera de Galicia, al no estar operativa la planta de O Couso.

 

Pérdidas > “Para poñer en marcha este proxecto moitos pedimos créditos que avalamos co noso patrimonio”, señala el presidente de la Agrupación de Parquistas, que se pregunta cómo puede ser que desde la Consellería se otorguen año tras año millones en subvenciones a las cofradías “para mercar semente fóra”, al tiempo que permiten que un criadero surgido del propio sector productivo no salga adelante.

En este sentido, reiteran que la planta se ubicó en una zona protegida medioambientalmente, como es la de O Couso, para garantizar unas aguas limpias para el proceso de producción: “E alí hai moitos verquidos, o que non é de recibo. Xa o denunciamos por activa e pasiva, e non houbo resultados”.

La hatchery de los parquistas comenzó a operar en 2005, con unos resultados por encima de las espectativas de producción que tenían los propios impulsores del proyecto. En el primer año seprodujeron millones de crías de alemeja babosa y japónica que tenían una demanda asegurada en diferentes mercados, 

Fuente: Diario de Arousa

26/04/2011 09:32 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

agrupocarril

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.