Facebook Twitter Google +1     Admin

Parquistas & Turismo

20110425123831-1.jpg

En relación con las manifestaciones realizadas por los presidentes de la Cámara de Comercio, Ahituvi y Zona Aberta, referentes al entorno de la playa Compostela y publicadas en los últimos días en los medios de comunicación local, la Agrupación de Productores de Parques de Cultivo de Carril desea formular las siguientes puntualizaciones. Desde el inicio del ferrocarril y hasta mediados de los años setenta, la Compostela fue la playa de Santiago. Un turismo fundamentalmente de día. También lo fue y sigue siendo, en cierta medida, el lugar de esparcimiento veraniego de algunas familias foráneas, tradicionales en el espacio de tiempo estival vilagarciano. No mucho más. A finales de los setenta la popularización del automóvil hizo que el turismo se decantase por otros parajes naturales mejor dotados para el baño: A Lanzada, As Pipas, Area Grande? También por aquella época de los años sesenta comenzó el declive de la Compostela, poniendo su grano de arena la incipiente y salvaje especulación urbanística liderada por el edificio Ribainsa y que ha finalizado en la actualidad debido a la crisis económica, con la guinda del muro de la vergüenza de la Tomada de Carril. Pero de todo ello nada dice ni denuncia el constructor y presidente de la Cámara de Comercio señor Oubiña. Quizás porque el triunvirato formado por el turismo, la playa y la construcción convengan más a sus propios intereses y a los de su gremio.

Posteriormente, el afamado arquitecto César Portela con su malogrado proyecto de acuario, tampoco contribuyó a mejorar estéticamente la playa, además de cortar su continuidad natural hacia Carril. Pero miren ustedes, señores presidentes, la principal incompatibilidad de la playa de Compostela con la bandera azul son los vertidos. Los mismos que ustedes han obviado en su denuncia mediática. Porque el turismo de calidad que ustedes anhelan para sus negocios no está dispuesto a bañarse entre detritus y residuos oleaginosos. Pero sí podrían acostumbrarse a nadar entre algas marinas, si alguien les explicase que las algas son tan inherentes al Atlántico como culturalmente el caballo blanco lo es al Apóstol Santiago. Los mariscadores estamos en pro de la pureza de las aguas, porque en ello nos va nuestro negocio. Estamos dispuestos a acordar un espacio diferenciado para el baño y el marisqueo; fíjense si esto es así que llevamos justo ahora veinte años de lucha administrativa, para que la Consellería de Pesca ponga en marcha el decreto 158/1991 por el que se regula el procedimiento de revisión y reordenación de los parques de cultivo de moluscos de Carril. Entendemos que las varas no son muy estéticas, como tampoco lo son los molinos de las compañías eléctricas ubicados en Xiabre, y por ello estamos dispuestos a encontrar una solución que mejore el balizamiento de los parques. Estamos a favor de todo ello, pero a lo que no estamos dispuestos es a que al colectivo empresarial más importante del municipio, que aglutina a más de seiscientas familias, se le ningunee como a un niño de parvulario.

Si tienen que decir o negociar algo que afecte a nuestros intereses, háganlo llamando a nuestra puerta para entablar un diálogo, pero jamás se les vuelva a ocurrir obviarnos o suplantarnos ante las distintas administraciones en cuanto a nuestros intereses se refiere. Por último les sugerimos que no se aferren a la playa de Compostela como piedra angular del turismo municipal, porque nunca va estar a la altura de otras playas por las que ya se ha decantado el turismo. Les exhortamos a que agudicen el ingenio en I+D+I, con el fin de dar un valor añadido diferencial al turismo vilagarciano y que a nuestro humilde entender pasa por los productos del mar como la almeja y la explotación náutica de nuestra ría, que es la mejor dotada de Europa para ambos menesteres.

Fuente: José Luis Villanueva para la Voz de Galicia

 

25/04/2011 12:38 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

agrupocarril

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.