Facebook Twitter Google +1     Admin

El berberecho se muere de hambre

20140529092738-1.jpg

El berberecho se muere de hambre

Biólogos gallegos publican en una prestigiosa revista científica un informe sobre «el colapso» de esta especie en Arousa y los efectos de la «marteilia»

 

En el año 2012, el berberecho desapareció de la ría de Arousa. Que su aniquilación coincidiese en el tiempo con la detección de ejemplares afectados por la marteilia, un parásito que nunca antes había sido detectado en esta especie, hizo que enseguida se colgase a ese protozoo el sambenito de ser el origen del mal. Sin embargo, el berberecho es una especie delicada, que emigra a poco que su entorno se le haga incómodo. No ha sido este el caso. En un estudio publicado en la revista Diseases of Aquatic Organisms, expertos del Centro de investigacións Mariñas y del Intecmar descartan que la mortandad que arrasó al berberecho se debiese, en aquella ocasión, a valores anormales de temperatura y salinidad. La marteiliosis se dibuja, dicen estos expertos gallegos, como la causa fundamental de la aniquilación del 2012, un fenómeno «sin precedentes» en la historia reciente del marisqueo gallego.

En el estudio se señala, también, que el parásito en cuestión, que sí había sido detectado en otras especies, nunca antes había afectado al berberecho. Su efecto sobre este bivalvo resulta ser mortal: se multiplica en el aparato digestivo de su huésped, lo que impide que el molusco absorba el alimento ingerido, provocando la inanición y la muerte de los ejemplares afectados.

El súbito brote epidémico de marteiliosis en Arousa, dicen los expertos, «sugiere» una introducción reciente del parásito en la ría. Como hipotético vehículo para su entrada se apunta el desembarco de berberecho foráneo en nuestras aguas. O de otros invertebrados, señala el estudio, que podrían haber sido portadores del parásito.

Los efectos de aquella desaparición sin precedentes del berberecho en el conjunto de la ría de Arousa aún se notan hoy en día. Este bivalvo comienza a dejarse ver en los bancos marisqueros, pero entre quienes se dedican a su extracción se ha instalado el miedo a que la enfermedad haga acto de presencia y la rueda de la marteiliosis empiece de nuevo a girar.

 

Poca producción y buenos precios

Poco a poco, el berberecho se deja ver en los bancos marisqueros de la ría de Arousa. En Carril no tienen claro que la especie se vaya a recuperar: aún habrá que esperar unas semanas antes de saber si uno de los productos estrella de su lonja logra por fin recuperarse y reconquistar el espacio del que fue desplazado. En otras zonas de la ría el bivalvo se ve y se extrae. Es el caso de Cambados, de la zona de O Sarrido, donde «algo se está capturando». Y además se está vendiendo a unos precios más que buenos: por unas u otras razones las capturas de esta especie han caído en el resto de las rías, dejando al mercado huérfano. Y si el año pasado fueron las lonjas de la ría de Pontevedra las que se beneficiaron de la falta de fertilidad de los bancos arousanos, en esta ocasión son las mariscadoras de localidades como Cambados las que están logrando colocar sus capturas a unos precios excelentes. Habrá que cruzar los dedos y desear que la tendencia se mantenga.

Fuente:La Voz de Galicia

 

29/05/2014 09:27 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.