Facebook Twitter Google +1     Admin

AROUSA La agonía del mar más rico del mundo

20141006095106-1.jpg

Los mariscadores siguen noqueados por el peor inicio de campaña que recuerdan los más veteranos. En tierra, las consecuencias de la escasez de marisco se amplifican

Entre el estupor, el enfado y la risa nerviosa. Así volvían el miércoles a tierra los rañeiros arousanos. Tras palpar los fondos de la ría y haber constatado que el marisco escasea como nunca, los integrantes de la flota marisquera sacudían la cabeza al pensar en el invierno que se avecina. «Eu teño dous fillos pequenos, teño moito que criar, ¿como fago?», preguntaba un mariscador de A Illa agitando su magra bolsa de capturas. Los buenos precios alcanzados por el marisco en las lonjas sirvieron para mitigar la amargura. Pero solo un poco. «El otro día, en Cambados, se subastaron dos cajas de almeja rubia que era lo que podrían vender dos peixeiras en la plaza. Eran todas las capturas de esa especie de la flota de Cambados... Se vendan al precio que se vendan, el precio no va a compensar esa escasez», explicaba ayer un comprador de esta rula.

El miedo se ha adueñado de los mariscadores. «A xente está empezando a pensar que isto non ten futuro, que somos a última xeración», afirmaba esta semana el patrón mayor de Carril. Pero no se equivoquen: lo que ocurre en el mar no se queda en el mar. Los problemas llegan a tierra y se amplifican. «La comarca vive directa e indirectamente del mar. Si los mariscadores no ganan, tampoco compran. Sin marisco, las depuradoras y las conserveras -que son las empresas que hay aquí- se paran y sus trabajadores se van a la calle. Y tampoco compran». La reflexión la realiza Rocío Louzán, presidenta de Zona Aberta. Vilagarcía sigue siendo el referente comercial de la comarca y de cómo vaya el mar dependerá, en buena medida, cómo van las arcas de los negocios de la capital arousana.

Las palabras de Rocío Louzán trazan una ruta del desastre que es fácil rastrear sobre el terreno. Si no hay marisco, las arcas de las cofradías se ahogan, y los trabajadores de los pósitos con ellas. Si no hay marisco, las depuradoras no funcionan. El presidente de este colectivo empresarial, Ramón Blanco, reconocía ayer que el inicio de la campaña marisquera ha sido desastroso para su sector. Otros depuradores ahondaban en esa idea. «Las capturas están siendo ahora peores que al cierre de la campaña anterior. Eso es un drama, algo que nunca se había producido». Y que coloca a quienes se dedican a comercializar marisco contra la espada y la pared, sin producto con el que trabajar, sin capacidad de atender la demanda de unos mercados volubles que no admiten ni errores, ni ausencias.

Si no hay marisco, tampoco las conserveras funcionan. En O Salnés proliferan las empresas de tamaño medio, las que han hecho bandera de la calidad y han logrado distinguirse en el mercado por enlatar el auténtico mar gallego. Estas también han recibido como una bofetada los resultados del inicio de campaña. «El año pasado ya fue escaso, tenemos poco stock y estábamos esperando que llegase la campaña... Pero está resultando muy mal. Hay muy poco producto, a precio muy alto, y a las empresas nos está siendo imposible fabricar», explican desde Conservas de Cambados.

Depuradores y conserveros están pendientes de la apertura, mañana, de la campaña marisquera en la ría de Noia. Aunque no son demasiado optimistas -al fin y al cabo, el 80 % del berberecho no ha alcanzado aún la talla comercial- quieren confiar en que la cantidad de marisco que llegue a tierra les permitirá alimentar unos negocios que también están en crisis.

Pero mientras el primer eslabón de la cadena, la ría, no recupere la solidez de antaño, toda la cadena se tambaleará. Y los municipios costeros seguirán «afogados» por un mar hostil.

Contaminación, «marteilia»... ¿Qué está empobreciendo los fondos de nuestra ría?

Los mariscadores han dicho una y otra vez que algo está pasando en la ría. Cómo explicar, si no, que un banco como el de Os Lombos haya sido, literalmente, arrasado. El sector mira con desconfianza a las obras del puente del AVE en Catoira. Trasladamos esas sospechas a José Molares, subdirector xeral de Apoio Científico Técnico de la consellería do Mar. «Esa obra no tuvo efecto directo sobre nada, porque se estableció un sistema de seguridad y calidad ambiental intensivo y bien organizado», concluye. A su juicio, lo que ocurre en Os Lombos no es nuevo, ya ha pasado antes. «Los dos últimos inviernos hubo riadas. Cuando se produce una caída de la salinidad prolongada, hay especies que la resisten mejor y otras que no la resisten tan bien. En abril hubo bastantes días de caída, lo que acabó afectando a todas las especies importantes del banco». Aunque con respecto al berberecho hay un problema añadido «de enfermedad». La Xunta lleva tres años haciendo un seguimiento de la marteilia y de sus efectos, y cada vez tienen más claro que el enemigo invisible es el que impide que el berberecho levante cabeza. Por eso se ha puesto en marcha una investigación para lograr primero el cultivo de esta especie en hattchery y, acto seguido, para desarrollar un berberecho inmune al bicho.

¿Y en el resto de la ría? Mientras el sector culpa a la contaminación y a los furtivos de la escasez de marisco, Molares apunta a que «la cantidad de biomasa es similar a años pasados». En todo caso, «las rías están sujetas al fenómeno de los afloramientos costeros y estos tienen ciclos. Llevamos unos años atípicos y extraños y los bivalvos tienen más problemas, pero no hay nada que diga que el año que viene no vamos a tener un afloramiento intensivo».

«Son consciente de que este é un ano moi complicado, pero hai futuro»

De confirmarse «o desastre» dos primeiros días nos Lombos do Ulla, non descarta medidas como as do 2012, cando se decretou o peche desta zona

A conselleira de Mar, Rosa Quintana, estivo o mércores na Pobra. Esa mesma xornada na que ela presenciaba, a pé do peirao pobrense, un espectacular simulacro anticontaminación, os mariscadores chegaban a terra desesperados polo desastre do primeiro día de campaña no libre marisqueo, é dicir, nas zonas que xestiona directamente a Xunta, Os Lombos, Cabío e O Bohído. Ao preguntarlle por esta situación, polo mal trago da flota ao comprobar que nos bancos que lles deberían dar de comer durante os meses máis crus do outono e do inverno non lograron coller os topes nin na primeira xornada de traballo, mostrábase esperanzada. Dicía que os primeiros días non fan proba. E pedía tempo e tranquilidade. Pasaron varias xornadas máis e, aínda que mantén o discurso, o seu optimismo rebáixase.

-A pé dos peiraos dise que o marisqueo a flote na ría de Arousa vai mal, ¿os datos din o mesmo?

-Levamos moi poucos días para facer estatísticas pero polo que me din confírmase que hai pouca produción e que Os Lombos están moi tocados, que hai bastante desastre. En cambio, nas outras zonas parece que vai haber cantidades similares de marisco ao ano anterior. Pero hai que dicir que os primeiros días nunca dan mostra do que van dar realmente os bancos.

 

-De confirmarse o desastre nos Lombos do Ulla, un banco historicamente clave... ¿que vai facer a consellería?

-Pois non se descarta tomar as mesmas medidas que no 2012, cando ante a falta de produción se pechou o banco e quen puido acreditar a súa dependencia desta zona cobrou o paro.

-A baixada de produción non soamente se nota no libre marisqueo. ¿Que ocorre na ría de Arousa?

-Levamos un ano moi malo pola meteoroloxía. Estamos nunha época similar á do 2006, cando as riadas afectaron moito ao marisqueo. Pero eu estou esperanzada porque hai moita fixación de cría.

-¿Hai futuro, entón?

-Totalmente. Son consciente de que este é un ano moi complicado, pero hai futuro. Se o ano que ven nos acompaña a climatoloxía imos notar a melloría. A capacidade de produción de rías como a de Arousa é enorme. De feito, en zonas como Barbanza decomisamos marisco a furtivos todos os días... Se hai furtivos é porque segue habendo produción.

 

-Cambiemos de ría... ¿Como é posible que as cousas vaian tan mal en Arousa e en Noia o marisqueo siga movéndose nuns números aceptables? 

-Son rías totalmente distintas, non teñen nada que ver. A capacidade de produción da ría de Noia é inigualable en toda a costa galega.

 

-Noia é a maior confraría de Galicia. O seu patrón maior dixo publicamente que cre non lle cae simpático a vostede, ¿é certo?

-Creo que non lle sentou ben que non o chamara tras saír elixido. A verdade é que non chamei a ningún, porque votáronse 63 patróns á vez. Pero se está molesto, pídolle desculpas. Eu non teño absolutamente nada contra Santiago Cruz.

rosa quintana conselleira do mar

 

Fuente:La Voz de Galicia

 

 

 

 

06/10/2014 09:51 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.