Facebook Twitter Google +1     Admin

Mar busca soluciones específicas para cada zona de Os Lombos

20150130134901-1.jpg

Los diez mil metros del banco presentan problemáticas diferentes, por lo que se plantean medidas como el arado o la recanalización del final del río

Con la flota marisquera amarrada, ha comenzado la cuenta atrás para la regeneración del principal banco marisquero de la ría, el de Os Lombos do Ulla. A la espera de que el berberecho logre vencer el pulso a la marteilia -para esa especie parece que no hay de momento otra solución-, toca pensar en lograr recuperar la producción de almeja. Para ello, durante las próximas semanas, la Consellería do Mar elaborará un estudio del que saldrá la propuesta de actuación que se trasladará al sector. De momento, el trabajo «se va a centrar en la situación actual del banco, una comparativa de cómo estaba en años anteriores», explicaba hace unos días José Molares, subdirector xeral de Investigación e Apoio Científico de Mar.

Pero en los más de 10.000 metros cuadrados de superficie de esa zona productiva situada en la desembocadura del Ulla, los problemas pueden ser muchos y muy variados. Y requerir, por tanto, soluciones distintas. De ahí la importancia del estudio que ahora acometerá Mar. El informe que elaboren los técnicos permitirá «detectar aquellas zonas en las que las mortandades son más importantes», aquellos lugares en los que «hay reclutamiento, pero luego no crece», para identificar las razones por las que esto ocurre. Puede deberse «a un endurecimiento del sustrato, a un exceso de arena o a otras cuestiones».

Una vez trazado ese mapa de problemas y de casuísticas, tocará empezar a hablar de soluciones. La Xunta, afirma José Molares, «no cierra ninguna vía» ni descarta la práctica de todas las estrategias que a lo largo de los años se han empleado para la regeneración de zonas productivas. En ese capítulo entran acciones como el arado de zonas en las que los fondos estén compactados, la recanalización del final del río para evitar la acumulación de áridos en algunos puntos, dragados...

La siembra o el trasvase de bivalvos procedentes de otras zonas suelen ser otra de las estrategias utilizadas por los pósitos para la recuperación de áreas productivas, pero no parece que esta vaya a ser una solución adecuada para la mayor parte de la superficie de Os Lombos. «En siembras se podría pensar, pero en sitios muy puntuales», explica Molares. La desembocadura del Ulla es un lugar «de alto reclutamiento, por lo que no tendría sentido meter reclutas que vienen de criaderos». Además, las siembras «tienen éxito en bancos intermareales». En Os Lombos, un banco submareal, su eficacia estaría por ver.

Todo apunta a que la próxima campaña en el Ulla seguirá siendo «floja»

Aunque los trabajos de regeneración del banco de Os Lombos se ejecuten según lo previsto; aunque el invierno sea benévolo y las riadas no causen estragos... Aun con todo eso, la del año que viene será una campaña «floja» en esa importante zona marisquera. Así lo ha reconocido la Xunta a través de José Molares. ¿La razón? La almeja, la única especie con la que se puede contar con ciertas garantías, tiene un ciclo de crecimiento lento, precisa su tiempo. Así que, aunque finalmente haya un buen reclutamiento en los próximos meses, los ejemplares no alcanzarán la talla comercial hasta dentro de dos campañas, según los cálculos que maneja la Xunta.

Pendientes del birollo

 

Con el berberecho, las perspectivas, es sabido, son mucho peores. La especie está condenada a seguir luchando con el parásito que lo ha fulminado en toda la ría. Según informó José Molares, se ha detectado que el berberecho birollo es resistente a la enfermedad. «Tenemos un buen reclutamiento de birollo en una parte del banco», explicaba el director xeral de Investigación e Apoio Científico de la Consellería do Mar. «Si lo trasladamos a las zonas más productivas, algo de producción habrá de la especie sustitutiva», argumenta este técnico de la Xunta. Aunque así sea, ni las cantidades ni los precios alcanzados por esta especie lograrán llenar el hueco dejado por el berberecho común.

Fuente:La Voz de Galicia


30/01/2015 13:49 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.