Facebook Twitter Google +1     Admin

El sector mejillonero rompe el diálogo con Mar sobre la Lei de Acuicultura

20160126105447-v09j4321.jpg

Piden la retirada del documento porque, dice, no se puede salvar ni un artículo

Los bateeiros de la Comisión do Mexillón, integrada por representantes de las principales organizaciones del sector más la Xunta, acordó anoche romper todo tipo de diálogo con la Consellería do Mar al respecto del anteproyecto de la Lei de Acuicultura. La decisión llega después de que el pasado viernes, en el transcurso de una multitudinaria asamblea en Vilagarcía, cientos de productores de mejillón pidiesen a sus representantes que diesen por cerradas las conversaciones con Mar sobre un documento del que, dicen, no se puede salvar ni un artículo.

Fueron muchas las voces que reclamaron, a lo largo de aquel encuentro, que la Comisión do Mexillón interrumpiese unas negociaciones en las que, inicialmente, se pretendían analizar una a una todas las alegaciones planteadas contra el anteproyecto de ley. Sin embargo, y habida cuenta de que para el sector el documento debe ser retirado cuanto antes, se ha decidido interrumpir los contactos con la Administración. Unos contactos que, según apuntaban algunas voces en la asamblea del viernes, no servían más que para dar cobertura a la Xunta «cando di que está a falar co sector».

PUBLICIDAD
 

Hasta el momento, comisión y Xunta habían mantenido un par de reuniones de trabajo, en las que apenas habían conseguido analizar un puñado de las numerosas alegaciones presentadas contra el documento. Así que el proceso de revisión de todas esas quejas se antojaba tan interminable como estéril para los intereses de los bateeiros, que consideran que muchos de los aspectos cruciales de la ley quedan sujetos a su desarrollo en reglamentos posteriores sobre cuyo contenido no pueden obtener ningún tipo de garantía.

Integrantes de la Comisión do Mexillón recalcaban ayer que la decisión de plantar las reuniones con Mar sobre la Lei de Acuicultura es resultado directo «do mandato que nos deron os nosos socios na asamblea que se celebrou o venres». Un encuentro en el que los mejilloneros amagaron también con la convocatoria de una gran manifestación en Santiago si el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo «non bota man deste tema» de forma inmediata.

Y es que, para muchos de los que el viernes llenaron el auditorio de Vilagarcía, los actuales responsables de la Consellería do Mar ya no son «interlocutores válidos». Han perdido esa legitimidad, indicaban los bateeiros, «cando intentaron colarnos esta lei ás portas do Nadal».

Ola creciente

El malestar generado por la Lei de Acuicultura entre los sectores del mar gallego es evidente. La ola de oposición a ese documento no ha hecho más que crecer en los últimos días, al paso que se iban desplegando algunas de las medidas de presión auspiciadas e impulsadas desde la ría de Arousa. Los plenos de la Galicia costera debatirán mociones de rechazo a la ley. Ayer, por ejemplo, le tocó el turno a localidades como O Grove y Vilanova, donde las sesiones tuvieron un seguimiento masivo y en las que hasta los grupos municipales del Partido Popular apoyaron la reivindicación. Las asambleas informativas sobre las repercusiones que ese documento tendría en los sectores productivos se suceden en todos los puertos, registrando elevados índices de participación. Y se han puesto en marcha campañas de recogida de firmas que están teniendo, también, una gran respuesta.

La convocatoria de una gran manifestación en Santiago de Compostela es el último asunto que queda por afinar. Para esa protesta, que fue iniciativa de las cofradías gallegas, se baraja la fecha del 27 de febrero, pero «a data aínda non está concretada ao cento por cento; igual hai que retrasala un par de días», según explicaban ayer patrones mayores de la ría de Arousa. Habrá que ver qué ocurre hasta entonces.

Fuente: La Voz de Galicia


26/01/2016 10:54 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.