Facebook Twitter Google +1     Admin

Los detractores de la ley acuícola llaman a intensificar la presión en los plenos

20160127110129-detractores-ley.jpg

Cofradías y bateeiros piden un último esfuerzo "a las gentes del mar", convencidos de que la fuerte contestación social generada puede provocar la retirada del anteproyecto

Los detractores de la Lei de Acuicultura de Galicia piden "un último esfuerzo" para conseguir su objetivo, que no es otro que lograr la retirada del anteproyecto presentado por la Consellería do Mar.

Las cofradías y agrupaciones de bateeiros que lideran este movimiento, junto con la Plataforma en Defensa da Ría de Arousa (PDRA), están convencidos de que, gracias a la presión social ejercida hasta ahora están "en un buen rumbo", pero para llegar al puerto que desean y garantizarse la retirada del articulado consideran preciso que la presión no decaiga, sobre todo en los pueblos costeros y allí donde todavía quedan por celebrar los plenos en los que se aborda este asunto.

Después de que las corporaciones de municipios como A Illa, Vilanova, O Grove y Sanxenxo rechazaran ya la ley propuesta por la Consellería do Mar, ahora quedan por delante singladuras como las de Vilagarcía, Boiro, A Pobra do Caramiñal, Rianxo y Cambados, todas ellas mañana.

Son plenos para los que se pide una afluencia de público tan masiva como la registrada en los ya celebrados, y para ello las cofradías y bateeiros tratan de movilizar "a las gentes del mar", y eso incluye a los trabajadores y a sus familiares.

Aunque en honor a la verdad también hay que dejar claro que no todos los mariscadores y organizaciones bateeiras están de acuerdo con esta campaña. Muchos creen que la ley propuesta puede resultar positiva para los intereses de las rías gallegas, creen en la Consellería do Mar cuando les dice que el paso del actual modelo marisquero a acuicultura es voluntario y rechazan lo que consideran una "politización" del debate sobre la ley.

En lo que sí coinciden unos y otros es en que se hace necesario seguir explicando detalladamente el anteproyecto, e incluso en que la Consellería do Mar falló estrepitosamente en el modo de comunicar su plan, tanto al sector como a su propio partido y a la sociedad en general.

Interpretaciones al margen, hay que recordar que los detractores de la ley propuesta insisten, aunque la Administración autonómica lo niegue por activa y por pasiva, en que "favorece la introducción de multinacionales en las rías y constituye una amenaza para el medio ambiente".

De todo ello sigue informándose en las asambleas informativas que se llevan a cabo a lo largo y ancho de la costa de las Rías Baixas desde hace semanas; y que seguirán desarrollándose mientras no se frene la propuesta legislativa.

El plante de los bateeiros a la Mesa do Mexillón siembra dudas sobre sus ganas de diálogo y consenso

 

La guerra que libran los bateeiros contra la Lei de Acuicultura no es exactamente la misma que mantienen cofradías de pescadores y agrupaciones de mariscadores. Aunque todos se muestran mayoritariamente en contra, las razones son bien diferentes, pues no hay que olvidar que el cultivo de mejillón en batea ya es acuicultura. De ahí la importancia de gestos como el de ayer, cuando estaba convocada una reunión de la Mesa do Mexillón, en la que están representadas las principales agrupaciones de bateeiros y la Consellería do Mar.

Los mejilloneros no acudieron a ese encuentro, en el que estaba previsto seguir discutiendo sobre las alegaciones presentadas y el modo de mejorar el anteproyecto,. Anunciaron que no irían y que no volverán a participar en ese órgano consultivo mientras no se retire el anteproyecto de la ley acuícola, lo cual se interpreta en la Xunta como "una prueba más de que no quieren diálogo ni buscan el consenso, ya que si el problema son las dudas sobre el articulado lo lógico sería que en lugar de ausentarse se sentaran a discutirlo, como ya se hizo en infinidad de ocasiones anteriores durante los últimos meses".

Lo cierto es que en la Consellería do Mar "no se entiende" la postura de los mejilloneros, ya que "todo parece indicar que no quieren mejorar la ley que planteamos, sino que sencillamente tratan de cargársela, y eso que es solo un borrador sobre el que todos podemos y debemos trabajar para buscar el máximo grado de consenso posible, aunque evidentemente no puede lograrse si no asisten a las reuniones convocadas para ello".

Hay que tener en cuenta que algunas de las demandas planteadas por el sector bateeiro ya fueron asumidas por Mar, que además de garantizarles más cuerda de cultivo en sus parques incluso se comprometió a garantizar que en sus polígonos no se instalarán jaulas de cultivo de peces.

Pero de nada ha servido porque a los productores les preocupan otros aspectos de la nueva ley, como el incremento de las sanciones en caso de que manipulen y lleven al mercado mejillón afectado por biotoxinas. Tampoco les agrada que coloquen localizadores en sus barcos y no quieren que se autorice el cambio de cultivo de ostra a mejillón, ya que, de producirse, la competencia para las 3.300 bateas mejilloneras de Galicia será un poco mayor.

Advertencia a los "lobbys"

Desde Podemos Vilanova advierten a los lobbys interesados en asentarse en Galicia de que "si no hay diálogo con los sectores afectados sufrirán pérdidas millonarias".

La Cofradía de Cambados niega haber impedido una charla

Mariscadoras de la Cofradía de Cambados aseguraron que los dirigentes del cabildo les negaron la posibilidad de utilizar el salón de actos para promover una asamblea informativa en la que técnicos e incluso dirigentes políticos de la Consellería do Mar pudieran explicar las bondades de la Lei de Acuicultura. Esas mariscadoras, que incluso firmaron pidiendo la retirada de la ley, reclamaron a pesar de todo su derecho a la información, tratando de conocer las dos versiones sobre este articulado, ya que hasta ahora solo han podido asistir a las reuniones promovidas por sus detractores, las cuales recorren los diferentes puertos y están abanderadas por el expatrón mayor Francisco Iglesias, el abogado Alberto Muñoz y el biólogo Alberto de Coo. Pero en el pósito niegan la mayor y aseguran que no se impidió el uso del salón de plenos, sino que se propuso celebrar la reunión el 6 de febrero, alegando que era imposible preparar el salón de sesiones para ayer mismo, después de haber sido solicitado solo cuatro días antes.

Fuente:Faro de Vigo

 

 

27/01/2016 11:01 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.