Facebook Twitter Google +1     Admin

Los vocales críticos de la xunta xeral dimiten y reavivan la polémica en la cofradía de Carril

20180127120340-1.jpg

También han renunciado seis miembros de la lista de suplentes

La cofradía de Carril parece condenada a vivir entre convulsiones. La abrumadora mayoría conseguida en las últimas elecciones por el sector afín a José Luis Villanueva, el patrón mayor, se antojaba suficiente para garantizar una período de calma hasta los comicios que es celebrarán este verano, pero los planes no están saliendo según lo previsto. Ayer, cinco vocales de la Xunta Xeral presentaron su dimisión. Cuatro de esas renuncias, entre las que se encuentra la de María Jesús González, proceden del ámbito del marisqueo a pie, y afectarán también a esta agrupación, ya que quienes se van deberán dejar también sus puestos en la agrupación. Quienes renuncian no se van solas: con ellas han formalizado también su dimisión seis integrantes de la lista de suplentes, todos ellos del círculo más próximo a González. 

 

«La situación vivida continuamente en el seno de la cofradía» es la razón que esgrime este grupo para justificar su marcha. Con ella, la xunta xeral se abre a las tres suplentes que quedan en la lista: Rita Vidal, Inmaculada Otero y Guadalupe Jueguen, que también forman parte del sector crítico. Habrá que ver si es preciso ir a elecciones parciales para suplir al cuarto vocal dimisionario. Por otra parte, la configuración de la directiva de a pie aún está por ver.

 

Los directivos de a pie urgen una reunión con Rosa Quintana

La batalla que se está librando en la Cofradía de Carril se desarrolla, principalmente, en el marco de la agrupación de marisqueo a pie. El presidente, el vicepresidente y la secretaria de ese colectivo han solicitado una reunión con Rosa Quintana, la Conselleira do Mar, para trasladarle los numerosos problemas con los que se están enfrentando día a día debido a la crispación existente. Esta semana ya viajaron a Santiago pero, en lugar de ser recibidos por la titular de Mar, fueron atendidos por Susana Rodríguez. Y, aunque el encuentro fue cordial, los carrilexos insisten en hablar directamente con la conselleira para exponerle sus inquietudes y para reclamar que tome cartas en el asunto y les ayude a devolver la serenidad a una agrupación que vive sujeta a continuas broncas. 

 

Los cabezas visibles de esta directiva consideran que la actitud del sector crítico dificulta una correcta gestión de los bancos, pone en peligro el marisco y boicotea cualquier tipo de propuesta. Que desde los despachos de Santiago les inviten a resolver los problemas abriendo expedientes a las socias díscolas no les convence, ya que su intención, dicen, no es sancionar, ni creen que así vayan a lograr ni rebajar la tensión, ni desarrollar proyectos que mejoren la situación de todos los integrantes de la agrupación. Aunque se sienten arropados por la cofradía, no ocurre lo mismo con la Xunta. Y por eso reclaman la reunión con Quintana.

 

Fuente:La Voz de Galicia

 

27/01/2018 12:03 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.