Facebook Twitter Google +1     Admin

Las cofradías redactarán un plan de gestión del libre marisqueo

20180202095855-a11d7004.jpg

Su propuesta será analizada después por la Xunta y por el sector, que deberá dar su visto bueno

Al sector del raño arousano aún le quedan dos meses de resistencia. Con marzo llegará el fin de una campaña de libre marisqueo marcada por la precaria situación en la que se encuentra el recurso en prácticamente todas las zonas de trabajo. Para intentar corregir esa situación, que se agrava año tras año, la Xunta convocó ayer a los patrones mayores de la ría de Arousa. En el transcurso de ese encuentro, consellería y cofradías llegaron a un acuerdo: las asistencias técnicas adscritas a los pósitos van a sumar esfuerzos, analizar la situación e intentar elaborar «unha proposta de mellora da xestión nos bancos de libre marisqueo», según señalaba ayer la Consellería do Mar.

 

Así que serán los técnicos de las cofradías los que se encarguen de diseñar un plan conjunto de explotación de esas zonas. Un plan que, como muy pronto, se pondría en marcha de cara a la próxima campaña, que arrancará en octubre. Así que, a partir de ahora, los biólogos de las cofradías, además de realizar los trabajos propios de estas, deberán tomar muestras del estado del recurso en los bancos de libre marisqueo, analizarlos y establecer un calendario de aperturas y cierres, una tabla de topes de capturas, fijar medidas de regeneración y diseñar actuaciones encaminadas a mejorar la productividad de esas áreas.

 

El trabajo que tienen por delante es intenso, y les llevará su tiempo. En cualquier caso, su propuesta no será más que eso, un planteamiento que deberán presentar a la Xunta y a los responsables de los pósitos. «A decisión nin sequera vai estar nas nosas mans; todo vai depender do que digan os socios das confrarías», explicaba ayer Juan Rial Millán, el patrón mayor de A Illa, tras la reunión mantenida en Santiago. De todas formas, los representantes del sector no parecen confiar demasiado en que esta actuación llegue a cuajar en nada concreto. Y es que están convencidos, al menos en la orilla sur, de que los intereses de las cofradías varían -y mucho- de puerto a puerto, y que no todo el mundo está dispuesto a hacer concesiones para lograr poner en marcha un plan conjunto. «Hai quen quere repartir as zonas», se lamentaban ayer desde la orilla sur de la ría. El tiempo dirá si esas sospechas tienen, o no, base.

Fuente: La Voz de Galicia

02/02/2018 09:58 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.