Facebook Twitter Google +1     Admin

Varapalo judicial al recurso de la bióloga de Carril

20180531091406-2c284477-5433-4877-9f84-03a90aa71747.jpeg
El juzgado vuelve a dar la razón a la Cofradía y dice que sí se está acatando la sentencia de marzo


Varapalo judicial a la bióloga de la cofradía de Carril. El Juzgado de lo Social Número 3 de Pontevedra ha desestimado el recurso de reposición interpuesto por la trabajadora del pósito. Los motivos son los mismos que se recogían en la desestimación que se dio a conocer a principios de mes: ya se concluyó entonces que la sentencia en la que se condenó a la cofradía por «vulneración de derechos fundamentales» y se exigió el cese inmediato de la actuación de discriminación sobre la bióloga se está acatando.Uno de los puntos en los que incide el auto judicial es en el espacio de la cofradía en el que la bióloga lleva a cabo sus funciones. Una nueva ubicación que la cofradía atribuye a una reestructuración que también afectó a otros trabajadores, mientras que la demandante, por su parte, atribuía a motivos personales. El juzgado no le da la razón: «Insistir en volver a trabajar en la zona de abajo carece de sentido, salvo que se acredite, lo que no ha sucedido, que se esté imposibilitando su trabajo». Insistir en la petición de un cambio de ubicación «se asemeja más a un capricho que a la decisión de un conflicto jurídico, lo mismo que llegar a insinuar que se extinguiera el contrato al señor Permuy». Sobre la supuesta discriminación en relación con el compañero que realiza las mismas funciones que ella, el auto señala que «la estrategia defensiva, dirigida a construir de forma artificial un escenario opresivo y distinto a la realidad, está condenada al fracaso desde el momento en el que, como ya se subrayó en el auto, es la propia trabajadora la que a preguntas de este juzgador echó por tierra los argumentos esenciales de su solicitud, como es el hecho de admitir que el fallado al que hacía referencia es actualmente una oficina. También confirmó que sí que hacía salidas sola, aclarando igualmente que ni ella ni su compañero tienen correo, lo que elimina de forma tajante la subordinación y discriminación a la que hace referencia». Así, también rechaza la subordinación que argumentaba la bióloga en su demanda.

El auto recoge que «insistir en un cambio de ubicación se asemeja aun capricho»Queda demostrado que «se construyó de forma artificial un escenario opresivo»

Fuente: La Voz de Galicia




31/05/2018 09:14 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.