Facebook Twitter Google +1     Admin

El parásito Marteilia arrasa la semilla de berberecho en Carril y Vilaxoán

20120726130428-1.jpg

La sombra del parásito Marteilia es alargada. Si a mediados de junio los mariscadores arousanos recogían toneladas de berberecho muerto de sus parques de cultivo y de las playas. Ahora, es el turno de la semilla la que deja al sector sin uno de los principales activos en las lonjas al menos hasta el año que viene.

El patrón mayor de Carril, Fernando Franco, asegura que “no queda nada ni en los parques ni en las playas”. La preocupación va más allá. Y es que la mortandad también de la semilla que en un principio tenía un alto grado de fijación, podría suponer no tener berberecho en las rulas hasta al menos el verano que viene. La situación se repite en Vilaxoán. La bióloga del pósito, Ana Alcalde, asegura que a principios de año las maricadoras decidieron reservar un banco con berberecho que estaría listo para ser extraido en este mes, pero “no quedó ni un kilo”.

Alcalde advierte que el berberecho llevaba ya varios años fallando con mortandades periódicas que se atribuía a los ciclos de agua y a los cambios de temperatura, pero nunca se habían detectado estas cifras.

El Instituto de Investigacións Mariñas (Intecmar) lleva realizando muestreos del agua en distintos puntos de la Ría de Arousa desde que se detectó el parásito, pero hasta el momento no se conocen los resultados de estos estudios. Cabe recordar que el Marteilia es un protozoo que parasita a los moluscos bivalvos, alojándose en su aparato digestivo y contribuyendo a su debilitamiento, pero que resulta absolutamente inocuo para el ser humano. Este patógeno microscópico es objeto de un estricto control, ejercido por el Instituto Tecnológico para el Control del Medio Marino de Galicia (Intecmar) desde 1995, y es ampliamente estudiado en el Centro de Investigaciones Marinas (CIMA).Hasta ahora en Galicia, este protozoo no se había detectado en el berberecho, aunque sí hay constancia de su presencia en ostra y mejillón desde los años setenta, aunque se mantiene en porcentajes e intensidades bajas.

 

LONJAS

La escasez de berberecho está provocando que el poco producto que llega a las lonjas se cotice a un buen precio.

En la rula carrilexa el pequeño bivalvo comenzó a venderse en enero a un precio medio de 4 euros y en la actualidad duplica esa cifra. En Vilaxoán, el mayor repunte en cuanto al precio del berberecho se registró en junio, cuando alcanzó los 8,5 euros por kilo mientras que en julio la cifra baja hasta 6,9 euros.

Los compradores que deseen comer berberecho de Arousa deberán rascarse el bolsillo, pues el precio del kilo del pequeño bivalvo se equipara al de la almeja babosa.

Fuente: Diario de Arousa

26/07/2012 13:04 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.