Facebook Twitter Google +1     Admin

La tímida reaparición del berberecho insufla un soplo de esperanza al sector marisquero

20150916141203-1.jpg

Los biólogos de los pósitos señalan que la incidencia de la «marteilia» en esta especie parece ser menor este año.

En Noia decidieron adelantar el inicio de la campaña de marisqueo, así que el lunes 1.600 personas salieron a faenar. Llegaron a tierra encantados: habían recogido los topes de berberecho con facilidad. Y más contentos se pusieron al comprobar que ese marisco alcanzaba los 20 euros en la lonja de Testal. Frente a ese escenario, el de la ría de Arousa, donde los mariscadores llevan un par de años sin posibilidad de capturar berberecho: la marteilia arrasó esta especie de los fondos primero y, después, fue aniquilando la cría que iba apareciendo. Sin embargo, parece que este año o el parásito tiene menos fuerza, o ha aumentado la resistencia del berberecho. Según confirmaron los biólogos de varias cofradías, el bivalvo «vai aguantando sen coller a enfermidade» y se ha producido «unha fixación relativamente boa, así que temos xuvenís y algúns exemplares próximos á talla comercial». En Carril, de hecho, ya hay una primera generación de talla comercial.

Las cofradías arousanas, como también las de la ría de Pontevedra, no se atreven a echar las campanas al vuelo: aún tiene que pasar mucho tiempo antes de que se pueda dar por superado el episodio de la marteilia. Además, a estas alturas de año falta por saber si la situación del berberecho en Os Lombos es también esperanzadora. La Consellería do Mar no despejaba ayer esa incógnita. Sobre la situación del berberecho en la ría se limitó a señalar que «efectivamente, hai reclutamento desta especie». Y hasta ahí quisieron leer. El próximo viernes, día en el que está convocado el sector para organizar la campaña de libre marisqueo, los biólogos y técnicos de la Xunta expondrán las novedades que pueda haber sobre ese asunto.

Las últimas noticias oficiales trasladadas desde la Administración al sector no fueron nada buenas. De hecho, hace un mes la consellería que dirige Rosa Quintana informaba a los representantes de las cofradías arousanas que se avecina una campaña marisquera coronada de muy malos augurios. Aquella reunión, en la que se llegó a poner sobre la mesa la posibilidad de no abrir el banco de Os Lombos, desató el enfado de las cofradías, contenido hasta ese momento a duras penas. Los pósitos llevaban un año reclamando planes de regeneración para los bancos de libre marisqueo.

La normalidad manda en la comarca

Las cofradías y sus gardapescas, la Xunta y los Gardacostas, policías locales, autonómicos y nacionales, así como efectivos de la Guardia Civil del Mar se reunieron el lunes en Vilaxoán para analizar la situación del furtivismo en la zona sur de la ría de Arousa. El encuentro forma parte de las reuniones y mesas de trabajo que se han creado a lo largo de toda la costa gallega para analizar los problemas que afectan al sector del marisqueo. Tomás Fajardo, el presidente de la Federación Galega de Confrarías, explicaba ayer que el encuentro sirvió para hacer un diagnóstico del problema del furtivismo en la comarca y alcanzar una conclusión: «Esta é unha zona relativamente tranquila onde o maior conflito parece plantexarse no Grove cos furtivos do percebe». Nada nuevo, por tanto. «Estas reunións non sirven de nada», razonaba ayer el patrón mayor de Carril, José Luis Villanueva. La cofradía a la que representa y la de Vilaxoán fueron, precisamente, los dos únicos pósitos que no acudieron a la cita del lunes. En el caso carrilexo, por considerarla «unha pantomima».

Una ría «en perigo de extinción»

Con la campaña de libre marisqueo llamando a la puerta, los problemas de producción en Arousa están siendo objeto de debate en varios foros. Los patrones mayores se reunieron con el presidente de la Federación Provincial, José Antonio Gómez, que se ha ofrecido a actuar como mediador entre este colectivo y la Xunta.

Pero de las horas bajas de la ría también se habló ayer en el Parlamento. AGE presentó una moción en la que reclamaba un plan de regeneración que aborde en profundidad problemas como los vertidos al mar y a los ríos, o las obras del AVE. «Arousa é unha ría en perigo de extinción», dijo Juan Fajardo. BNG, PSOE y el grupo mixto reitearon los argumentos y exigieron medidas para paliar la situación que se avecina «cando en outubro 1.500 persoas se queden sen poder traballar». Por el PP, Balseiro reconoció que «claro que hai un problema serio nas rías galegas. Pero se alguén fixo deixación de funcións foi o bipartito». «Por moito que lle pese á oposición, Xunta e confrarías van da man. O goberno e o PP entendemos e escoitamos a preocupación dos mariscadores galegos reunidos en asamblea». Reconoció, eso sí, que «quizais teñamos que tomar medidas máis eficaces». De los problemas del marisqueo en la ría se volverá a hablar hoy en el Parlamento. Intervendrá Rosa Quintana a petición del BNG.

Fuente:La Voz de Galicia


16/09/2015 14:12 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.