Facebook Twitter Google +1     Admin

Todos los matices de la Ameixa de Carril

Finalmente, fueron 17 cocineros aficionados y cuatro profesionales los que sometieron al veredicto del jurado sus recetas para preparar el marisco que hoy está de fiesta

Para almejas, Carril. Esta pequeño rincón vilagarciano abrió ayer la celebración de una nueva edición de su Festa da Ameixa. Un cuarto de siglo llevan ya con esta tradición, que enraíza en la preparación del marisco á mariñeira. Pero también en el mundo de las preparaciones hay que innovar, y en este puerto vilagarciano lo saben de sobra. De hecho, el concurso de cocina que ayer se celebró en Carril tiene ya veintidós años de historia.

En todo este tiempo, el reto gastronómico ha dejado clara una cosa: que hay muchas maneras de saborear las excelentes almejas que se cultivan mirando a Cortegada. En esta edición, sobre la mesa, esperando a ser probados por el jurado, aguardaban alrededor de una veintena de platos. De ellos, 17 habían sido cocinados por aficionados a los fogones. Otras cuatro recetas habían sido diseñadas y ejecutadas por auténticos profesionales en la materia. Una distinción que habría de ser tenida en cuenta a la hora de puntuar, puesto que en esta edición se han abierto dos categorías diferentes.

 

La variedad

Pero vayamos a lo que realmente importa. El concurso de almeja cocinada volvió a demostrar, por si quedaba alguna duda, que este marisco permite desplegar en la cocina un amplio abanico de posibilidades. Como siempre ocurre en este certamen, en liza entraron platos bien amarrados a la tradición, y otros que apostaban por romper amarras y explorar nuevos maridajes -sobre si son acertados o no tendrá que pronunciarse el jurado-. Desde presentaciones más convencionales, a otras más simples o más efectistas. Los premios a los ganadores se entregarán hoy, en los actos centrales de la fiesta.

 

 

 

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.