Facebook Twitter Google +1     Admin

Reclaman que todas las cofradías de la ría se impliquen en los puntos de control del libre marisqueo

20181018101042-1.jpg

El exceso de celo del servicio de inspección levanta ampollas en Os Lombos do Ulla

Representantes de varias cofradías de la ría de Arousa mantuvieron ayer una reunión de trabajo con la conselleira de Mar, Rosa Quintana. Una cita en la que el tema a tratar era el desarrollo de la campaña de libre marisqueo, que arrancó el primero de octubre.

El encuentro sirvió para abordar diversas cuestiones. En primer lugar, en la mesa se trató la necesidad de que todas las cofradías colaboren en los puntos de control de las zonas de trabajo comunes. Una colaboración, explican algunos de los asistentes al encuentro, que no es voluntaria, pero que no todo el mundo se toma tan en serio como debería. Según participantes en la reunión de ayer, las cofradías de O Grove, Cambados, Vilanova, A Illa, Pobra, Cabo de Cruz, Rianxo, Ribeira y Aguiño sí estarían cumpliendo con su cuota de responsabilidad. El resto, entre ellas Carril y Vilaxoán, harían caso omiso a esos trabajos de control de las zonas de libre marisqueo y, más en concreto, a los trabajos que se efectúan en las bateas.

Otro de los asuntos que se abordó es la posibilidad de mover los topes de extracción con los que trabaja la flota. La idea era subir los kilos de japónica que se pueden extraer y bajar, a cambio, los de babosa y almeja fina. Sin embargo, parece que no va a ser posible. Este año, la campaña se rige por la norma general de libre marisqueo, tal y como esta fue formulada en el plan de explotación marisquera de este año. Mover esos topes hacia abajo, recortando el esfuerzo pesquero, se puede realizar en cualquier momento, sin necesidad de cambiar la norma en vigor. Sin embargo, incrementar esos topes exigiría una modificación de la orden, algo que desde la Xunta consideran, a estas alturas, poco viable.

En el encuentro se abordó, aún, otra cuestión, relacionada en este caso con el cambio de gestión que se avecina para las zonas de libre marisqueo. Parece que serán varios los planes que se presenten ante Mar.

El pasado martes, los rañeiros que pasaron los controles en la batea de Os Lombos se encontraron con que Inspección Pesqueira prohibía, terminantemente, salir del punto de control con un solo gramo de más en cada lote. Ese pequeño exceso es una práctica habitual. Entre su extracción y su llegada a la lonja, se produce una merma de marisco que históricamente se compensó autorizando a los rañeiros a salir del mar con unos gramos de más. De esa forma, al llegar a la lonja la cantidad se ajustaba al tope. Pero esa práctica nunca estuvo amparada por la norma escrita, por lo que el martes muchos mariscadores llegaron a la lonja con gramos de menos para completar sus topes. «Non é que sexa unha barbaridade, pero é unha cantidade suficiente para que te xuntes cun quilo de menos ao final da semana. Pode ser a diferenza de pagar a gasolina ou non», razonaban ayer algunos patrones mayores.

Fuente: La Voz de Galicia

18/10/2018 10:10 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.