Facebook Twitter Google +1     Admin

Los depuradores también piden que se reconozca su derecho a paralizar la actividad

20200321081540-am19c8f3-192758.jpg

Se encuentran en un atolladero, con las piscinas llenas de marisco y los mercados cerrados

Las piscinas llenas de marisco y los canales de distribución completamente cerrados. Esa es la compleja situación a la que se enfrentan los depuradores gallegos, que se encuentran en un atolladero para el que, de momento, no ven salida. Así lo asegura Roberto Fariña, el presidente de Agade, la entidad que aglutina a la mayoría del sector. «Solemos trabajar con stocks altos, y en esta temporada más, porque la Semana Santa está a la vuelta de la esquina. Así que, en estos momentos, tenemos las depuradoras con grandes cantidades de producto que ni se puede devolver al mar, ni podemos sacar al mercado, porque los canales de distribución están cerrados», sostiene. Con la hostelería cerrada y el 95 % de la distribucióin a los mercados centrales, el flujo del marisco se ha detenido. «La gente, lo que busca en momentos como este, son alimentos más básicos. Nadie piensa en comerse unas almejas o un bogavante», reflexiona Fariña.

 

Las empresas de la depuración han visto como su actividad cae a un 6 %, mientras que los costes de producción siguen siendo los mismos. A todo eso hay que añadir un problema más: la falta de liquidez, ya que «los circuitos de distribución están cerrados para las compras, pero tambén para los pagos».

En este contexto, los depuradores se sienten con las manos atadas. Al ser consideradas empresas del ámbito de la alimentación, deben seguir trabajando, pero «eso no tiene sentido», según explicaba Fariña. En ese sentido, se solidarizaba con la posición de las mariscadoras y de las cofradías, que reclaman que se les reconozca el cese de actividad ya que, más allá de los problemas para cumplir con las normas de seguridad, el marisco no tiene mercado en estos momentos.En ese sentido, desde el sector de las depuradoras, que integra a unas ochenta empresas de la costa gallega y mueve unos 200 millones de kilos de marisco al año, se insta al Gobierno a que se faciliten fondos para la paralización de la actividad, que se establezcan líneas de avales, y que se permita modificar las conciciones laborales mientras dure la crisis sanitaria.

Fuente: La Voz de Galicia

21/03/2020 08:15 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.