Facebook Twitter Google +1     Admin

La Xunta embarga la vivienda de una furtiva de Boiro por impago de multas

20141007160747-1.jpg

La Axencia Tributaria de Galicia señala que la mujer debe 15.962 euros

Los mariscadores insisten una y otra vez en que las multas del furtivismo son papel mojado porque la gran mayoría de los ilegales son insolventes y ni las pagan ni se exponen a que les embarguen porque no tienen nada a su nombre. Efectivamente, esa es la realidad. Pero hay excepciones. Basta con conocer el caso de la vecina de Boiro María del Mar Briones Muñiz para darse cuenta. A esta mujer, que asegura que trabaja de forma ilegal en los arenales «porque non teño outra forma de ganar para comer», la Axencia Tributaria de Galicia -que pertenece a la Xunta- le acaba de embargar su vivienda. ¿Por qué? Por las multas que tiene sin pagar de su actividad como furtiva.

María del Mar Briones se topó con esta realidad, la de que su casa tiene una declaración de embargo encima, a mediados de este mismo mes. La Xunta le mandó una carta en la que le hace constar todos los expedientes sancionadores por mariscar ilegalmente que tiene sin pagar -acumula más de 40 denuncias- y le señala que la deuda con la Administración asciende a 15.962 euros. Le dan un plazo para que presente las alegaciones oportunas y le advierte de que, de no hacerlo en tiempo y forma, la casa saldrá automáticamente a subasta.

 

En manos de Stop Desahucios

Ella, tras ver lo que se le venía encima, acudió a la delegación de Stop Desahucios en Barbanza. El colectivo le preparó la alegación, que fue enviada a la Xunta. En su escrito, María del Mar reconoce que acude a mariscar ilegalmente para llevar «el sustento familiar diario y necesario» y pide que se anule la subasta pública y el futuro desahucio. En el escrito, culpa a las Administraciones de su situación, ya que indica que si tuviese una paga como la Risga no se vería en tal tesitura. Ayer, María del Mar Briones, aunque reconocía que es furtiva habitual, explicaba sus motivos: «Eu tiven o carné durante moitos anos. Pero marchei a traballar fora co meu home e cando volvín non houbo forma de recuperalo. Así que ando de ilegal porque non me deixan outra, que eu estou criando os meus netos, e eles teñen que comer». Aún así, por activa y por pasiva, señalaba que muchas de las multas son totalmente injustas.

 

A partir de ahí, María del Mar no solo habla de ella. Dice que el caso de su vivienda es sangrante, pero que a muchas otras personas les están embargando los coches por las sanciones impagadas del furtivismo y que «isto non pode ser». Y acaba diciendo que ella misma, hace años, tuvo que acudir a pagar una denuncia para recuperar un vehículo.

Fuente:La Voz de Galicia

 

 

07/10/2014 16:07 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.