Facebook Twitter Google +1     Admin

Los detractores del patrón de Carril se disponen a boicotear sus decisiones en la junta general

20181001094722-thumb.jpeg

José Luis Villanueva Vicente podrá repetir en el cargo, pero su mandato parece complicarse incluso antes de empezar -Los críticos advierten de que "no tiene el control absoluto de la junta general ni del cabildo"

José Luis Villanueva Vicente volvió a ganar las elecciones en Carril y tras colocar a trece vocales afines en la junta electoral -de un total de 24- aspira a convertirse de nuevo en patrón mayor. Pero no lo tendrá fácil, ya que sus detractores, los que tantas veces pidieron su dimisión y trataron de acabar con su reinado en las urnas, no han enterrado el hacha de guerra y ya advierten de que si no pueden evitar que repita en el cargo "presionarán" durante todo el mandato. 

 

Lo harán, sobre todo, porque aún con mayoría en la junta general, hay determinados asuntos que obligarán a Villanueva a buscar el voto favorable de, al menos, dos tercios de los vocales, y no dispone de tantos apoyos. 

 

"Puede que a pesar de todo vuelva a ser el patrón mayor, pero lo va a tener muy complicado en las votaciones de la junta general cuando necesite dos terceras partes para aprobar sus propuestas; es así como esperamos hacerle frente", avisan algunos vocales electos. 

 

Otros espetan: "En el cabildo tienen cinco y nosotros somos otros cinco; va a desempatar con su voto de calidad, pero sin mayoría absoluta vamos a marcarlo muy de cerca". 

 

Hay que tener presente que algunos acuerdos pueden tomarse en la junta general por mayoría simple y que la pertenencia a una federación y la intervención administrativa por la Consellería do Mar requieren del apoyo de la mayoría absoluta. 

 

Pero la legislación vigente determina que "se requerirá del apoyo de los dos tercios de los miembros de la junta general para aprobar y modificar total o parcialmente los estatutos y reglamentos internos de la cofradía", como también en caso de "elegir y destituir al patrón mayor y a los miembros del cabildo". 

 

Esos dos tercios también son necesarios para "autorizar al patrón mayor para tomar dinero a préstamo, concertar avales y demás instrumentos financieros, solicitar subvenciones, firmar convenios, conciertos o acuerdos, interponer recursos y formular litigios". 

 

Por último, la fusión y disolución de la cofradía requiere del apoyo de las tres cuartas partes de los miembros de la junta general. 

 

En caso de empate se repetirá la votación y, de persistir, decidirá el voto de calidad de Villanueva. 

 

Como sucede con la junta general, el reglamento establece que el patrón mayor "presidirá el cabildo, por lo que dirigirá la discusión de los asuntos incluidos en el orden del día de la convocatoria, concederá y retirará la palabra a los oradores, declarará cerrada la deliberación y someterá a votación las propuestas; además de moderar la extensión de los debates, respetando en todo caso dos turnos a favor y otros dos en contra de las respectivas propuestas". 

 

Igualmente, las votaciones para adopción de acuerdos se llevarán a cabo por votación secreta, excepto en aquellos casos en los que la totalidad de los miembros del cabildo acuerden lo contrario. 

 

Los acuerdos en el cabildo se adoptarán por mayoría simple, "excepto en los casos en los que estatutariamente se exija una mayoría cualificada".

Fuente:Faro de Vigo

01/10/2018 09:47 agrupocarril #. ARTICULOS

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.