Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2016.

El estado de Os Lombos amenaza de nuevo la campaña marisquera

20161004093854-ao4c1f1.jpg

En el río cundió ayer el desánimo y en O Bohído costó hacer los topes autorizados

Hubo un tiempo en el que la lonja de Carril se quedaba pequeña cuando abría la campaña de libre marisquero. Productores de toda la ría llegaban a este puerto, el más próximo a Os Lombos do Ulla, para vender el abundante berberecho capturado en el río. Ayer, a mediodía, un puñado de cajas daban testimonio de que la campaña había empezado. Y de que, un año más, la fecha no merece ninguna fiesta. «Os Lombos están para cerralos xa, non hai nada que facer», comentaba Óscar, uno de los rañeiros que se quedó trabajando en el río durante toda la mañana. Su empeño de poco le sirvió: no llegó a hacer los topes de marisco. Y menos, los de berberecho. «O que hai é moi pequeno», dice. Y el que se captura, da la talla por los pelos.

Sus impresiones se vieron confirmadas a la hora de la subasta. En Carril se vendieron 223 kilos de berberecho de Os Lombos, a un precio de 1,63 euros el kilo. «Era pequeño», explican desde la lonja. En el resto de las salas de subasta de la zona sur de Arousa los precios dejaron un sabor de boca agridulce a los mariscadores. «Se se comparan cos do ano pasado, están máis ou menos. Pero viñamos dunha etapa boa, de bos prezos, e agora chegamos a outra etapa de vacas fracas», sentenciaba el patrón mayor de A Illa. Si a ello se suma que Cabío parece esquilmado y que en O Bohído «hai menos marisco que outros anos», la campaña arranca envuelta en un tono gris, tirando a negro.

Barcos que desertaron del Ulla y engrosaron la numerosa flota que faenó en O Bao

Según los datos de despachos facilitados por la Consellería do Mar, ayer faenaron en Os Lombos do Ulla 66 barcos. Podían haber sido más, pero a primera hora de la mañana, después de haber echado el raño en la zona varias veces -todas ellas en vano- muchos barcos decidieron cambiar de rumbo y se dirigieron a O Bohído. Este banco, situado entre Cambados, Vilanova y A Illa, fue el año pasado el pilar sobre el que pudieron sostenerse cuatro meses de campaña de libre marisqueo. Cada día, más de 400 embarcaciones se daban cita en él. Ayer se volvió a superar esa cifra: hubo 427 lanchas faenando en esa zona de la ría hasta bien pasado el mediodía.

Y hoy se esperan otros tantos, y algunos más. Si ayer había «moitos barcos de Rianxo» en esa zona tan alejada de su puerto, hoy aún se aguarda la llegada de más emigrados del Ulla. Eso genera cierta inquietud en los patrones mayores. Para ellos, el inicio de la campaña ha sido «bastante malo», en palabras del isleño Juan Rial Millán, o directamente «gris», si nos fiamos del cambadés Ruperto Costa.

A fin de cuentas, O Bohído aguantó el año pasado, pero en esta ocasión presenta «menos marisco» y de menos calidad. Tampoco O Cabío, el banco común de A Pobra, parece estar en buena forma física. En él trabajaron ayer 97 embarcaciones cuyos tripulantes tuvieron, en general, problemas para hacer los topes. Tampoco el resto de zonas, por las que se desperdigó un centenar de embarcaciones más, depararon demasiadas alegrías a los mariscadores. Por la tarde, unos precios mediocres, no hicieron más que oscurecer el ambiente.

«A ameixa non é tan boa»

En el banco de O Bohído trabajaron ayer cientos de barcos. Incluso los mariscadores que manejan el raño con más brío y solvencia reconocieron haber tenido serios problemas para hacer los topes, y no todos los lograron. Alfonso y su compañero sí que consiguieron reunir el preciado marisco. Eso sí, les costó. Porque parece que en los fondos de O Bao «hai algo menos de ameixa, e non tan boa como a do ano pasado». No le sorprende la gran acumulación de barcos bajo el puente de A Illa, porque «no río as cousas non parecen estar aínda ben, dende que morreu todo o berberecho a xente, antes de ir para alá, tantea, proba».

«O berberecho é pequeno»


«Nos han vendido una moto buena». Gabriel Muñiz llegaba ayer a la lonja de Carril bien pasado el mediodía y sin haber logrado hacer ninguno de los topes marcados por la Xunta para la explotación de Os Lombos do Ulla. «Berberecho se ve, pero es pequeño, muy pequeño. Hombre, si no muere, llegará un día que se podrá sacar, pero no creo que vaya a ser para ahora. Y hay zonas en las que no aparece ni el primero», sentencia este mariscador. «El día ha sido horrible, pero de verdad. No creo que mañana vayan a quedar muchos barcos en el río porque no hay nada. Ya hubo quienes abandonaron hoy», razona.

Fuente:La Voz de Galicia

 

04/10/2016 09:38 agrupocarril #. ARTICULOS No hay comentarios. Comentar.

La falta de berberecho grande y de almeja fina ensombrece el arranque del libre marisqueo

20161004094310-falta-berberecho.jpg

Los patrones mayores sostienen que cuesta esfuerzo completar los cupos y que muchos de los "rañeiros" que fueron a Os Lombos marcharon más tarde para O Bohído -Los precios bajan con respecto a la pasada semana

La flota arousana no ha regresado especialmente contenta del primer día del libre marisqueo. Aunque en términos generales los mariscadores sí lograron completar los topes de capturas de varias especies, no lo hicieron ni con el berberecho ni con la almeja fina, que son precisamente dos de los recursos más cotizados.

Precisamente, la carestía de estos dos mariscos es la principal sombra que anotan los patrones mayores de las tres cofradías arousanas con más embarcaciones en el libre marisqueo, y que son las de A Illa, Rianxo y Cambados. A esta añaden que, en su opinión, los precios tampoco son satisfactorios.

La campaña se inició con la participación de apenas 600 embarcaciones, que son menos de la mitad con permiso de explotación en regla. Muchas otras se incorporarán a la actividad en los próximos días o semanas, mientras que algunos mariscadores han preferido probar suerte en Noia, en busca de su afamado berberecho. Este año se ha notado un aumento de "rañeiros" arousanos que deciden subir a la ría coruñesa. Solo de la cofradía de A Illa, lo hicieron 25 lanchas.

El patrón mayor de A Illa, que es el puerto del que procede la flota más numerosa en el libre marisqueo, Juan José Rial Millán, plantea que "la gente cogió los topes bien, menos con la almeja fina", y que "Os Lombos fallaron porque el berberecho aún es pequeño". En cuanto a los precios que obtuvo el marisco en la lonja isleña, señala que "fueron un poco más altos que en el principio de la campaña pasada, pero más bajos que los que estábamos teniendo estos días con el marisco de las concesiones de las cofradías". A modo de ejemplo, señala que la almeja rubia se cotizaba la semana pasada a entre 9 y 10 euros, mientras que ayer osciló entre los 7,30 y los 7,70 euros. "Yo tenía otras expectativas", admite.

Su homólogo de Cambados, Ruperto Costa, indica que "a lo mejor es un poco precipitado realizar el primer día una valoración de lo que puede dar de sí la campaña, pero mi impresión es que hay bastante menos marisco que el año pasado". "Hace un año se hacían los cupos bastante antes que éste", añade. En cuanto a los precios, afirma como Millán que "esperaba que fuesen un poco más altos".

En la lonja de Cambados se subastaron en la tarde de ayer 475 kilos de almeja babosa, a unos precios que oscilaron entre los 16,50 euros de los mejores lotes y los 10 de los últimos; 190 kilos de almeja fina, que salieron a entre 7,15 y 5,90 euros el kilo; 95 de almeja fina, cuyos "míos" se situaron entre los 32 y los 21 euros; y 390 de "reló", que se vendieron a 3,05 euros el kilo.

El berberecho

La flota confiaba en encontrar berberecho en Os Lombos do Ulla, tras los optimistas resultados de los muestreos de la Consellería do Mar, y en efecto apareció mucho marisco, pero según los patrones mayores era sobre todo de tamaño no comercial.

El patrón mayor de Rianxo, Miguel Ángel Iglesias apunta que "de hecho hubo gente que fue para Os Lombos y que a media mañana se vino para O Bohído". Argumenta a ese respecto que empezaron en el río unas 70 embarcaciones, pero que a mediodía seguían allí apenas medio centenar. La mayoría de los "rañeiros" que se desplazaron hasta Os Lombos do Ulla procedían de Rianxo, aunque también hubo algunos de Carril. Tampoco ellos tuvieron suerte con el esquivo berberecho.En Rianxo lo vendieron solo 39 marineros, y entre todos consiguieron apenas 420 kilos, que se vendieron a un precio medio de 2,80 euros el kilo.

Fuente:Faro de Vigo

04/10/2016 09:43 agrupocarril #. ARTICULOS No hay comentarios. Comentar.

El berberecho hunde las expectativas el primer día de libre marisqueo al no alcanzar la talla comercial en Arousa

20161004095320-2016100321415446602.jpg

Tímido inicio de la campaña de libre marisqueo en la Ría de Arousa. Las expectativas generadas por la recuperación del berberecho, sobre todo en la zona de Os Lombos, no se han cumplido.

Tímido inicio de la campaña de libre marisqueo en la Ría de Arousa. Las expectativas generadas por la recuperación del berberecho, sobre todo en la zona de Os Lombos, no se han cumplido. La mayoría de los rañeiros que acudieron a primera hora a la zona del río abandonaron el lugar a media mañana para dirigirse a O Bohído e intentar así salvar la jornada. De hecho, y según representantes del sector, la mayor parte de los tripulantes no alcanzaron el tope máximo de 15 kilos /día estipulado por la Xunta de Galicia. “O berberecho non tiña a talla comercial e tiveron que marchar para O Bohído”, señala el patrón mayor de Rianxo, Miguel Ángel Iglesias. Eso sí, aquellos que se acercaron hasta la zona de la desembocadura del río constataron que hay especie, pero todavía muy pequeña. Por lo tanto, hay que esperar a que crezca y resiste el ataque de la temida “marteia”, más virulenta en los meses de noviembre y diciembre.
Lo cierto es que fueron apenas medio centenar las embarcaciones que optaron por ir a Os Lombos el primer día de campaña. La baja presencia del berberecho de talla comercial se dejó notar por la tarde en las rulas arousanas. En algunas de ellas apenas se asignaron medio millar de kilos, siendo la de Carril (con más de dos mil kilos de este bivalvo) la que encabezó la venta de berberecho.
La misma sensación de la flota rianxeira la tuvo la de A Illa. “Non moi contentos. É un inicio de campaña moi irregular”, señalaba el patrón, Juan José Rial Millán. El isleño matizó que la almeja salvó bastante bien los cupos en la zona de O Bao. “A babosa ben, pero da rubia había pouca, por exemplo”, explicaba Rial Millán.
Desde Cambados, Ruperto Costa matizaba que “eu estiven na zona do Bohído e, segundo a miña sensación e a dos compañeiros que faenaban por alí polo lado, hai moita menos ameixa que o ano pasado. A babosa hai, menos, e de japónica e fina moitísima menos, penso eu”.
No obstante la campaña acaba de empezar y desde el sector esperan que mejore en los próximos días tras la decepción de la primera jornada que se extendió también a los precios que los moluscos bivalvos alcanzaron en las diferentes lonjas.
Así lo señalaba el patrón de A Illa que matizaba que “non estamos moi contentos cos prezos que alcanzaron, porque foron incluso máis baixos nalgúns casos que os destas especies na última semana”.

precios irregulares
Las lonjas arousanas estuvieron ayer por la tarde en el punto de mira por el inicio de la campaña, aunque los precios de la venta de bivalvos fueron muy irregulares. En Carril se subastaron un total de 2.172 kilos de berberecho que se cotizó a un máximo de 9,90 euros y a un mínimo de 1,35. De la almeja babosa se vendieron un total de 271 kilos, alcanzando un máximo de 14,55 kilos y un mínimo de 8,15. En cuanto a la fina, en la rula carrilexa se subastaron  tan solo 87 kilos con un tope en euros de 29,95 euros y un mínimo de 12,25. De japónica se subastaron 1.286 kilos por un máximo de 13 euros y un mínimo de 5,35.
Por su parte en la lonja de A Illa la babosa se vendió a un máximo de 23,70 euros y a un mínimo de 9,80. La rubia, unos 400 kilos, alcanzó un tope de 10 euros y un mínimo que rondó los 7 euros. La almeja fina alcanzó máximos de 40 euros y mínimos de 19.
En lo que respecta a la lonja rianxeira se vendieron un total de 419 kilos de berberecho a un máximo de 2,85 euros y a un mínimo de 2,80. De almeja babosa se vendieron 485 kilos a un precio máximo de 22 euros y a un mínimo de 7,25. La fina alcanzó un precio máximo 57,70 euros y un mínimo de 12,25. La japónica alcanzó un tope máximo de 14,60 euros y un mínimo de 5,50 euros. En la lonja cambadesa los 22 kilos de berberecho se vendieron a 1,78; los 475 de babosa a 16,50 de máximo y 7,30 de mínimo; los 94 de fina a 31,80 de tope a 20,75 de mínimo, mientras que la rubia, de la que se vendieron un total de 127 kilos se alcanzaron máximos de 7,70 euros y mínimos de 4,15. De la japónica se vendieron 185 kilos entre 7,15 y 5,80 euros. 

Fuente:Diario de Arousa


04/10/2016 09:53 agrupocarril #. ARTICULOS No hay comentarios. Comentar.

Una flota que no encuentra su rumbo

20161005081933-image.jpeg

Entre que el marisco no abunda y que los precios en las lonjas van a la baja, el sector afronta una época de vacas flacas.
Na lonxa todo son enfados». El patrón mayor de A Illa, Juan Rial Millán, resumía así el tono que está cogiendo la campaña de libre marisqueo en la ría de Arousa. Tras una primera jornada decepcionante, el día de ayer sirvió para certificar que la que acaba de arrancar no será una buena temporada para el sector del raño. Primero, porque el recurso no abunda. Segundo, porque los precios están a la baja.
Sin un rumbo claro, la flota vaga por la ría. El lunes, en Os Lombos do Ulla faenaron 66 barcos. No encontraron el berberecho prometido: aunque hay producto, no da la talla. Así que ayer, el número de embarcaciones que pusieron rumbo al río cayó en picado: fueron 34 las que surcaron las aguas junto a Cortegada. Aumentó el censo de barcos, sin embargo, en O Bohído (de 427 a 445), en Cabío (de 97 a 117) y en otras zonas menores. En estos últimos retales de mar, algunos de ellos olvidados en los años de bonanza productiva, trabajaron el lunes 95 embarcaciones; ayer ya fueron 109. «O ano pasado houbo xente que foi capaz de defender a campaña nalgunha desas zonas», explicaba ayer el patrón mayor de Cambados, Ruperto Costa. Ya hay mariscadores que están pensando en pertrechar sus embarcaciones para buscar en los fondos más profundos almeja roja. Aunque, vistos los precios que este producto alcanzó ayer en las lonjas, tal vez la operación no les salga demasiado rentable. De hecho, el patrón mayor de A Illa, Juan Rial Millán, teme que hoy haya barcos que abandonen esas zonas de trabajo y jueguen sus cartas a la que, por ahora, parece ser la carta más segura, la de O La zona de O Bao parece condenada a realizar este año el esfuerzo productivo que ya hizo durante la última campaña. ¿Será capaz de aguantar? En los puertos apuestan a que no. Todo apunta a que hay menos producto y de menos tamaño que el año pasado. Y con un número creciente de raños trabajando, las perspectivas no son muy positivas. De hecho, hay quien vaticina ya, quizás con el espíritu emponzoñado por la decepción que ha supuesto la apertura, que difícilmente se aguantará hasta la Navidad.Los patrones mayores observan la realidad con un rictus de preocupación en el rostro. Las quejas llueven por todos lados. Y no confían demasiado en que la situación mejore. «Pensabamos volver a falar en novembro, para ver se se podían subir os topes», indicaba ayer el responsable de la cofradía de Cambados, Ruperto Costa. Pero a estas alturas, y visto como ha arrancado la campaña, pensar en aumentar las cantidades de captura parece una quimera.
Fuente: La Voz de Galicia

05/10/2016 08:19 agrupocarril #. ARTICULOS No hay comentarios. Comentar.

La Xunta afirma que hay unas 700 toneladas de marisco de tamaño comercial

Solo 34 embarcaciones acudieron al río el segundo día de la campaña, la mitad que el lunes -La Xunta afirma que hay unas 700 toneladas de marisco de tamaño comercial, aunque rOs Lombos do Ulla, en los que antaño se concentraban más de 400 embarcaciones cuando empezaba el libre marisqueo, ahora están prácticamente vacíos. El lunes, primer día de la campaña, acudieron 66 embarcaciones; ayer solo fueron 34. Una situación que pone en riesgo toda la campaña para cientos de mariscadores de ambos márgenes de la ría de Arousa, puesto que estos se concentran ahora en bancos como el de O Bohído y Cabío, con el consiguiente riesgo de sobrepesca en ambos.

La Consellería do Mar de la Xunta de Galicia, sin embargo, insiste en que hay marisco suficiente para trabajar en Os Lombos. José Molares, que es el subdirector xeral de Investigación e Apoio Científico-Técnico de la Consellería, admite que Os Lombos aún está lejos de volver a ser el principal banco marisquero de la ría, pero que aún así tiene berberecho grande y almeja babosa suficientes como para que puedan ganarse el día un buen puñado de embarcaciones.

"En Os Lombos aún hay cantidades apreciables de almeja japonesa, y calculamos que hay unas 700 toneladas de berberecho con tamaño comercial. Entre eso y algo de babosa pensamos que Os Lombos podría contribuir a repartir el esfuerzo pesquero con las demás zonas", declaró ayer Molares.

Eso sí, el subdirector de la Xunta admite que en la zona hay poca almeja babosa -aduce que "nunca fue un buen banco de babosa"- y que la almeja fina "está bastante mal, puesto que es la que crece más lentamente y aún no se ha recuperado de la mortandad de hace dos años".

El berberecho

Parte de la flota tenía mucha esperanza con el berberecho, una especie poco menos que desaparecida de la ría desde que entró en la ría el patógeno "marteilia". Una esperanza acrecentada por el reciente anuncio de la Consellería do Mar, que realizó unos muestreos en Os Lombos do Ulla entre finales de agosto y principios de septiembre, tras los cuales calculó que en el banco habría unas 700 toneladas de berberecho de más de 25 milímetros. Pero los "rañeiros" que han ido los dos primeros días a Os Lombos apenas encuentran ese marisco. El lunes solo extrajeron unos 400 kilos, de ahí que numerosos "rañeiros" se desplazasen ayer para O Bohído o Cabío.

La Consellería do Mar responde al respecto que en ningún momento engañó al sector ni le hizo concebir falsas expectativas. José Molares declara que "ya le expusimos a los patrones mayores que el grueso de la población de berberecho en Os Lombos ronda una talla media de 20 milímetros, y que hay una fracción pequeña que pasa de los 25. Y ese berberecho de tamaño comercial está mezclado con el pequeño. Eso significa que los mariscadores no van a encontrar grandes manchas de berberecho grande". El subdirector xeral de la Xunta añade que "es imposible que haya solo berberecho grande puesto que el del año pasado murió", y que de hecho la práctica totalidad del analizado en los muestreos de finales de este verano "es de este año". Eso sí, Molares recuerda que al ser Os Lombos un banco de gran extensión se calcula que hay en él unas 700 toneladas de berberecho de tamaño comercial diseminado por la zona.

Es más, apunta que "si tenemos suerte y la marteilia no provoca este invierno una gran mortandad en un par de meses buena parte de ese berberecho que ahora no tiene talla comercial sí la alcanzaría". Pero tampoco en eso quiere José Molares cantar victoria antes de tiempo. "Desde 2012 vemos que la mortandad del berberecho ocasionada por la marteilia se produce sobre todo entre los meses de noviembre a febrero o marzo. Por eso aún tenemos dudas de que esta población existente en Os Lombos supere el invierno".

El responsable de la Consellería do Mar señala que "la buena noticia de este año es que el reclutamiento ha sido mayor, lo que demuestra que en la ría aún quedan reproductores suficientes".

Los patrones

El patrón mayor de A Illa, Juan José Rial Millán, apunta que la valoración del comienzo de campaña no es del todo satisfactoria "porque aunque se están cogiendo los topes, los precios de la almeja grande han bajado", y asume que "si seguimos así O Bohído se va a agotar pronto, y el libre marisqueo dura seis meses".

También se muestra preocupado Miguel Ángel Iglesias, de Rianxo. "Yo no esperaba que esta campaña empezase tan mal. En O Bohído hay babosa, pero no en la cantidad de otros años. Y los topes de fina y japónica casi nadie los coge. Mientras, en Os Lombos los mariscadores no dan con el berberecho grande, solo lo encuentran pequeño".

Iglesias sostiene que esto motiva que parte de los "rañeiros" que el lunes faenaron en Os Lombos ayer acudiesen ya a O Bohído o Cabío. "Los que fueron al río el lunes ganaron de media 56 euros. Y en O Bohído ganan casi eso solo de babosa". Por ello, el patrón rianxeiro opina que hay que tomar cartas en el asunto para evitar que Os Lombos vuelvan a pasar otro invierno prácticamente en blanco. "Los patrones mayores tenemos que reunirnos y hablar de este problema, porque está claro que entre las cofradías y la Consellería hay que tomar medidas".

En la Administración comprenden su temor. José Molares admite que "el riesgo de sobrepesca" en O Bohído y Cabío existe. Para evitar que eso suceda se realizan controles periódicos, por ejemplo sobre las tallas del marisco que se extrae y sus cantidades.econoce que abunda más el pequeño


La Xunta admite que es posible una nueva mortandad masiva de marisco debido a la "marteilia"


El subdirector xeral de Investigación de la Consellería do Mar, José Molares, reconoce que es posible que este invierno vuelva a producirse una mortandad masiva de berberecho ocasionada por la "marteilia", un parásito de los bivalvos que entró en la ría de Arousa entre finales de la pasada década y principios de la actual.

Molares admite que a día de hoy es poco menos que ciencia ficción soñar con erradicar la "marteilia" de la ría, de ahí que las investigaciones científicas se encaminen hacia otras metas más realistas. Una de las vías que se están explorando es la identificación de la especie que transmite la "marteilia" al berberecho, "puesto que por lo que hemos visto hasta ahora no se produce una transmisión directa".


Otro campo de investigación se centra en analizar si las condiciones ambientales del agua, como la salinidad o la temperatura, afectan a la mayor extensión de la mortandad. Una tercera línea de trabajo consiste en estudiar técnicas de cultivo de semilla de berberecho en suspensión (por ejemplo en bateas, que ya se utilizan desde hace años para la almeja), con la finalidad de que el marisco crezca más rápido y alcance de ese modo el tamaño comercial antes de que se vea afectado por los brotes de finales de "marteilia", que se producen sobre todo entre otoño e invierno.

A medio plazo, explica el subdirector de Mar, también se podría trabajar en una selección genética de los individuos de berberecho más resistentes al patógeno, para de ese modo utilizarlo como reproductor y lograr poblaciones más fuertes. Se da la circunstancia de que este parásito no afecta al berberecho del gran banco gallego, que es el de Noia.

Fuente : Faro de Vigo

05/10/2016 08:34 agrupocarril #. ARTICULOS No hay comentarios. Comentar.

«No Ulla hai estimadas 700 toneladas de berberecho comercial. Ten que estar aí»

20161006073900-img-1309.pngCre que a impresión do sector adoita ser negativa no inicio da campaña, por iso pide «tempo» antes de emitir xuízo
O inicio da campaña de libre marisqueo está resultando frustrante para os mariñeiros arousáns. Especialmente nos Lombos, onde non aparece todo o berberecho de talla comercial co que contaban.
-As previsións eran bastante optimistas, pero a frota di que non hai berberecho grande.

-Efectivamente, as mostraxes dicían que no Ulla hai estimadas 700 toneladas de berberecho comercial. Ten que estar aí. Pero está mesturado con cantidades moito maiores de berberecho de talla non comercial. -¿Sorprendido entón coa reacción do sector?
-Non é que nos sorprenda, en absoluto. Nós informámoslles aos patróns maiores dos resultados das mostraxes, e non creo que estas fallasen. O que quizais fallou foi a expectativa que os profesionais se puideron facer de que eses berberechos ían estar todos xuntos. Hai 700 toneladas repartidas nunha superficie moi grande, en sete millóns de metros cadrados, imaxínese. Os bivalvos non están repartidos uniformemente; hai que atopar as zonas con máis concentración. -A «marteilia» é unha espada de Damocles sobre a campaña. ¿Pódese falar de previsións?
-Non. Sabemos que a marteilia, nos anos anteriores, foi rotunda. O que poida pasar este ano non o sabemos e, precisamente por iso, aproveitando que este ano o berberecho medrou máis rápido, autorizamos a súa extracción se os mariscadores son quen de escoller o produto. Cada ano hai máis recrutamento, e temos a esperanza de que o berberecho se vaia adaptando á enfermidade. O ano pasado, en Cambados, a marteilia foi máis tardía e a mortandade non afectou ao cento por cento da poboación. A ver se este ano os bancos do fondo da ría teñen este comportamento. Pero seguimos sen saber moitas cousas sobre a marteilia. Estáse investigando, pero aínda non temos información concluínte. -Este ano, a climatoloxía non está sendo a habitual. ¿Pode afectar iso ao estado dos bancos? -Sempre ten repercusións. Os anos extremos de choiva ou de altas temperaturas interfiren no ciclo vital das especies. A calor é boa para o crecemento, pero pode ser nefasta para especies como a ameixa fina. Esta está a padecer estrés pola temperatura da auga ademais dunha enfermidade asociada a ese fenómeno. E iso vaise notar tanto nos bancos de libre marisqueo como nas autorizacións. «Se as cousas non se torcen, esta vai ser unha campaña normal; aceptable»José Molares recorda que a campaña acaba de empezar. E que a estas alturas hai que ser cauto. «Hai que esperar a ter datos reais», di. -Falando de datos, ¿que din as mostraxes sobre O Bohído? Ese banco, o ano pasado, estivo sometido a moita presión. -O Bohído estivo sometido a un esforzo máis grande do normal, pero a poboación de babosa está nun nivel normal. Tamén hai bastante reló, e bicuda, aínda que é unha especie de pouco valor comercial. Non é un banco onde haxa moita xapónica e fina. -Nos portos fálase de que hai menos babosa e máis pequena. -A percepción nos primeiros días case sempre é negativa. Dificilmente se van atopar nas primeiras xornadas as zonas de máis abundancia; o marisco non está distribuído de forma uniforme. -¿E Cabío? -En Cabío tiñamos grandes expectativas, porque en abril detectamos un recrutamento moi grande. Pero chegamos a setembro e esa ameixa non está. ¿Que pasou? Non houbo mortandade nesa zona, e todo o mundo sabe o que iso significa. Dende logo, o banco non está como tiña que estar. -¿Como pensa que vai a ir a campaña? -Penso que, se as cousas non se torcen, vai ser unha campaña normal; aceptable.
Fuente: La Voz de Galicia
06/10/2016 07:39 agrupocarril #. ARTICULOS No hay comentarios. Comentar.

Apuesta sostenible

20161006075827-img-1310.png

No sé usted, lector; pero yo no tengo nada claro que los 29 millones de euros que la Xunta -en el marco del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca- pretende distribuir se repartan adecuadamente en el fomento de la pesca y la acuicultura sostenibles.

Y es que, como decía mi abuela Asunción -que de esto sabía un rato largo- "el gato escaldado del agua fría huye".

Veintinueve millones de euros son muchos millones de Dios. Ni siquiera me atrevo a pensar en qué podría hacer servidor con tal cantidad de euros (y mucho menos si traduzco a pesetas semejante barbaridad). Pero nada ha dicho en Marín la conselleira do Mar, doña Rosa Quintana, de cómo se va a efectuar el reparto para que este sea igual de sostenible en la pesca y en la acuicultura.

Mucho me temo que, dada la inclinación del Ejecutivo saliente -que lo es entrante, también por la gracia de los votos de los gallegos- hacia la acuicultura, la pesca de verdad salga perdiendo (como casi siempre) en el mencionado reparto. Y si se prima a la acuicultura, tengan por seguro que no será a la miticultura o cultivo del mejillón. Por tanto, salvo error u omisión, la pesca saldría perdiendo en un doble sentido: Menos millones de euros para lograr esa sostenibilidad deseada y, de no demostrarse lo contrario, menos sostenibilidad porque la acuicultura no es en absoluto un sistema que no afecte en alguna medida a la calidad de las aguas marinas en las que los peces son salvajes y el marisco no le cuento.

Y lo saben.

Fue el propio presidente de la Xunta, señor Núñez Feijóo, el que dejó entrever -antes de las elecciones autonómicas del 25 de septiembre- que su gobierno retomaría el tema de la acuicultura una vez superada la prueba del algodón electoral. Es decir: no ha olvidado Núñez Feijóo que tiene pendiente de aprobación definitiva una Ley de Acuicultura que sacó a exposición pública y que, de entrada, contaba con el rechazo mayoritario del sector pesquero y marisquero.

He ahí el temor, creo que justificado. Porque acuicultura y pesca no es que no mariden adecuadamente, es que colisionan frontalmente.

Y también lo saben. Vaya si lo saben.

Todo o casi todo lo que se invierta en acuicultura, es casi seguro se va a detraer de la pesca. Y esta está tan necesitada de que alguien le eche una mano en Galicia que, de no hacerlo la Comunidad Autónoma, difícilmente lo van a hacer las empresas acuícolas, que bastante tienen con intentar sobrevivir. Pero que no comparen ni hablen por igual de una apuesta por la sostenibilidad de la pesca y la de la acuicultura por más que 29 millones de euros sean muchos millones de Dios y su corte celestial.

Sé que aquellos que con sus barcos salen a pescar cuando el tiempo lo permite son tan empresarios privados como los que, en tierra o en la mar, trabajan para que la acuicultura dispute a la pesca un lugar al sol. Sin embargo, y por simple egoísmo, díganme cuántos puestos de trabajo pone en la balanza la acuicultura y cuántos el sector pesquero. O cuántos aporta el marisqueo.

Pues tanto el marisqueo como la pesca corren el peligro de ver cómo se potencia la acuicultura sin que nadie diga qué va a ocurrir en caso de que esta, la acuicultura -extensiva e intensiva- se potencie en la medida que los empresarios de este sector quieren con el beneplácito de aquellos que, en sus comidas oficiales -y supongo que en las privadas- rechazan la lubina de piscifactoría si tienen la oportunidad de degustar una salvaje, salvaje.

Porque políticos, serán; pero tontiños, no, oigan.

Fuente:La Opinión Coruña -Antonio Luaces

06/10/2016 07:58 agrupocarril #. ARTICULOS No hay comentarios. Comentar.

La flota esquiva Os Lombos y una primera semana cargada de incertidumbre

O Bohído volvió a concentrar ayer a la mayor parte de las embarcaciones de la ría
La flota marisquera de la ría de Arousa sigue esquivando el banco de Os Lombos pese a las afirmaciones de la Xunta de que hay recurso en esas aguas. La jornada de ayer volvió a tener registros muy similares a la del miércoles, ya que tan solo 22 embarcaciones optaron por faenar en un banco marisquero en el que, en otras etapas, concentraba a más de medio millar de barcos en una sola jornada.

El banco marisquero que sigue soportando la mayor carga de trabajo es o Bohído, un triángulo imaginario que se traza entre Vilanova de Arousa, A Illa y Cambados, donde ayer faenaron 467 embarcaciones, casi el 65% de la flota que salió a trabajar. Otro banco que también concentró a un buen número de barcos fue el de Cabío, zona próxima a A Pobra do Caramiñal, que ha sido castigada antes de la apertura del libre marisqueo por la presencia de furtivos. Por el resto de zonas de libre marisqueo se repartieron 111 embarcaciones.

En lo que respecta as los precios, apenas se registraron variaciones de importancia, destacando por encima de ellas, el pequeño incremento registrado en la almeja babosa de menor tamaño en la lonja de A Illa, que se cotizó a un euro más que el miércoles.

Los patrones mayores continúan con muchas dudas sobre el resultado de esta nueva campaña y aseguran que todavía es pronto para clarificar la incertidumbre que pende sobre sus posibles resultados finales.

Fuente:Faro de Vigo

07/10/2016 13:20 agrupocarril #. ARTICULOS No hay comentarios. Comentar.

El berberecho se hace notar en Carril

El berberecho que tanto añoran los rañeiros se hace notar sobre todo en lonjas como Carril y Rianxo. La primera de ellas se mantuvo durante la primera semana de libre marisqueo por encima de las 8 toneladas de este bivalvo, siendo por tanto una cantidad similar a la registrada en la última semana de septiembre, antes de que comenzara la actividad en las zonas comunes. Con esa producción y una facturación por encima de los 21.000 euros en este arranque de octubre queda claro que el berberecho es una especie destacada en la rula carrilexa.

 

Pero como queda dicho, a juzgar por los datos aún provisionales en poder de Pesca de Galicia el berberecho juega asimismo un papel clave en Rianxo, donde su lonja cerró septiembre sin subastar un solo kilo de esta especie, pero sin embargo habría despachado más de una tonelada en las cinco primeras jornadas de trabajo del mes en curso.

Fuente:Faro de Vigo

 

11/10/2016 11:47 agrupocarril #. ARTICULOS No hay comentarios. Comentar.

LOTERÍA NAVIDAD AGRUPACIÓN PARQUISTAS

20161011120548-loteria-2016.jpg

Ya tenemos a la venta la lotería de Navidad de la Agrupación de parquistas.

Lotería ***SIN RECARGO***

A la venta en la oficina de la Agrupación.

 

 

 

11/10/2016 12:05 agrupocarril #. SOCIOS No hay comentarios. Comentar.

El libre marisqueo se anima en Os Lombos do Ulla

20161025110419-libre-marisqueo.jpg

La afluencia de barcos sigue en aumento, lo que parece indicar una creciente disponibilidad de berberecho

Sin llegar -ni de lejos- a los años de esplendor en los bancos de libre marisqueo de Os Lombos do Ulla, no cabe duda de que la afluencia de embarcaciones arousanas a esta otrora importante zona sigue aumentado jornada tras jornada.

A raíz del inicio de la campaña, el pasado día 3, la desconfianza de los mariscadores de a flote era tan importante como comprensible, de ahí que después de años de ausencia total de la especie estrella en la desembocadura del río, el berberecho, pocos confiaran en su vuelta. Y por esta razón a pesar de que los técnicos la Xunta pronosticaron semanas antes la existencia de unas 700 toneladas de producto de talla comercial, el grueso de la flota optó por comenzar la campaña en otros espacios comunes de la ría, como por ejemplo O Bohído.

Pero poco a poco los rañeiros vuelven a poner proa hacia Os Lombos, como ya se advirtió la semana pasada, lo cual parece interpretarse como una prueba evidente del aumento de los recursos, ya que si no hubiera bivalvos que extraer las embarcaciones seguiría explorando otras posibilidades alejadas del cauce fluvial.

A la espera de que hoy se conozcan las cifras oficiales de capturas correspondientes a la semana pasada, parece lógico pensar que el paso de los días demuestra que el berberecho sí ha regresado, de ahí que ayer por la mañana se reunieran para trabajar en Os Lombos 151 embarcaciones, mientras que hace justamente una semana eran solo 107 las despachadas para esta zona y el 5 de octubre, con la temporada recién estrenada, apenas una treintena de naves acudieron a faenar allí.

En definitiva, que la campaña de libre marisqueo parece empezar a animarse en Os Lombos, y eso también es bueno para O Bohído (con 354 barcos despachados para abrir esta semana), Cabío (139) y las demás zonas comunes, donde ayer faenaron 116 naves.

Fuente:Faro de Vigo

 

25/10/2016 11:04 agrupocarril #. ARTICULOS No hay comentarios. Comentar.

Jabalíes de mar en la isla desierta

20161028134301-1476903706-167174-1476963546-noticia-normal-recorte1.jpg

El cerdo bravo ha arribado a un archipiélago gallego. El sector marisquero denuncia destrozos, pero el animal tiene inmunidad: habita un Parque Nacional

“Nadan como el Michael Phelps y cada vez hay más. Salen por las noches en familia; al menos hay una de ocho miembros, y otra de hasta 14. Y siguen una estrategia... Mientras los otros comen, el más fuerte vigila. Si quieres acercarte a verlos en la marea baja tienes que ir contra el viento, porque tienen un olfato bestial”. José Luis Villanueva, patrón mayor de la cofradía y presidente de los “parquistas”, es decir, de los mariscadores de los parques de cultivo de almeja y berberecho que han hecho célebre a Carril (Vilagarcía de Arousa, Pontevedra), cuenta que tienen un equipo de visión nocturna para proteger su tesoro de todo tipo de furtivos, humanos y demás animales. Y desde hace casi cuatro años hay una nueva especie en la zona, los jabalíes que colonizaron la isla de Cortegada, separada de tierra firme unos 200 metros por el canal arenoso en el que medra el mejor bivalvo. Son cerdos salvajes de mar, adaptados a las circunstancias y al alimento que les brinda la costa, y con su arribada se han ganado un salvoconducto: ahora están protegidos porque esta isla casi llana de 54 hectáreas que huele a laurel forma parte del Parque Nacional de las Illas Atlánticas de Galicia.

Los productores de almeja han asumido su presencia pero no dejan de lamentarse. Primero, después de que una sociedad micológica alertase en diciembre de 2013 de la devastación que los jabalíes causaban en las setas de la isla (considerada uno de los mejores enclaves de Europa, con unas 600 variedades catalogadas), los mariscadores revelaron que también esquilmaban su producción. Algunos instalaron en el agua redes de plástico, o botellas de cristal colgadas en ristra de una cuerda para espantar con el ruido a los suidos, como si se tratase de cuervos dispuestos a zamparse un maizal.

Más tarde, algún estudio defendió que no era el marisco, difícil de abrir con el hocico, lo que más anhelaba el puerco bravo, sino las galaicas miñocas que también habitan la arena, los poliquetos o lombrices marinas que cosechan los pescadores como cebo. En busca de este manjar, aunque también de algas o mejillones, según Villanueva “destrozan más de lo que comen y meten mucho ruido. Arman unos cristos tremendos. Van dándole la vuelta a las piedras con el hocico, se revuelcan, chapotean, rompen conchas, ponen todo patas arriba y tiran los muros”, tanto los que separan los bancos de cultivo de marisco como los que sobreviven desde principios del siglo pasado en Cortegada.

Porque los jabalíes han decidido habitar una isla que quedó desierta de vecinospara ser regalada, por cuestación popular, a Alfonso XIII en 1910, después de que se diesen a conocer los planos de un imponente palacio real que proyectaba construir sobre las rocas, al borde del mar, un ingenerio al servicio de la Casa Real. Los colonos tuvieron que abandonar sus viviendas, pero Cortegada nunca se convirtió en residencia estival de la monarquía. En 1978, don Juan de Borbón vendió este feraz jardín botánico (compuesto por la isla principal y varias más que conforman el archipiélago) por 60 millones de pesetas; y en 2007 la Xunta pagó 1,8 millones de euros a una inmobiliaria para recuperar el dominio público.

Los parquistas piden reiteradamente a la Xunta y a la dirección del Parque Nacional que “hagan un rareo”, que se “lleven lejos a los jabalíes que viven tanto en la isla como en el monte que rodea el [ribereño] cementerio de Carril, ya que no se autorizan batidas”. En junio de 2014, el Seprona cazó a un hombre que mató con su escopeta a uno de los artiodáctilos. Prosperaba por entonces la leyenda de que la propia Administración había soltado la primera pareja, un adán y una eva que crecieron y se multiplicaron con todo su furor reproductor. El director del parque, José Antonio Fernández Bouzas, y su experto en fauna, Vicente Piorno, niegan rotundos.

Los primeros llegaron solos, “porque nadan y porque son animales que recorren decenas de kilómetros en una noche”. Pero en la isla, propiamente, según las estimaciones anuales que se realizan por medio de fototrampeo (cámaras ocultas en la maleza, disparadas por un detector de presencia), posiblemente solo viven “una hembra, que debe de ser la que pare allí, cuatro subadultos y cuatro rayones”, comenta Piorno. Efectivamente, como la flora y la fauna del Parque Nacional, son intocables. “Serán poco deseados por algunos, pero llegaron de manera natural y son una especie silvestre autóctona de Galicia”, defiende.

“Ellos mismos se encargan de disputarse el territorio. Evitan masificarse en un espacio tan pequeño”, asegura Fernández Bouzas. "Sobre los hongos”, añade, “les hemos encargado una valoración a los mayores expertos de Galicia y descartan que su presencia cause un impacto dañino. Es más, al hozar ayudan a propagar las esporas. Los jabalíes son un elemento más de la pirámide”.

Fuente: El País

 

28/10/2016 13:43 agrupocarril #. ARTICULOS No hay comentarios. Comentar.